martes. 23.07.2024
AUTÓNOMOS

Así se ha parado el golpe a los autónomos: Delegación a toda máquina y “buena sintonía” Vivas- Escrivá, claves

El último día de noviembre la Seguridad Social cerró el mes con 3.241 trabajadores autónomos dados de alta en Ceuta. A esos 3.241 autónomos se les cernía, tal vez sin saberlo, un hachazo en sus cuotas a partir del uno de enero, o para ser más exactos, en términos de caja, a finales de enero que es cuando tendrían que abonar su primera cotización con la ley aprobada el pasado julio en vigor desde este Año Nuevo. En aquel entones, Delegación del Gobierno ya había puesto todas sus cadenas a funcionar para tratar de frenar el hachazo. Pocos días después entraría en juego también el Gobierno de la Ciudad Autónoma. La buena colaboración entre las administraciones, y el apoyo de los empresarios, ha logrado revertir en un tiempo récord un cambio legislativo de calado.

Vivas y Rafael García / Archivo
Vivas y Rafael García / Archivo

Una situación de éxito difícilmente imaginable de seguir los postulados más belicistas de los manuales políticos. El Gobierno de la Ciudad, del PP, empeñado desde hace tiempo en la lealtad institucional, con una Delegación del Gobierno del PSOE, actuando también a toda máquina en defensa de los intereses locales para convencer al Ministerio en Madrid de que se había equivocado y que tenía que rectificar han logrado revertir la situación y para el golpe. Todo junto con la colaboración en diferentes grados de los propios empresarios a través de la Cámara de Comercio y la Confederación de Empresarios.

Lo resume bien otro de los que arrimó el hombro, el secretario general del PSOE de Ceuta, Juan Gutiérrez: “Esto ha sido una estrategia de tres. El PP también ha presionado. Yo hablé con Escrivá y con la vicepresidenta de Melilla para que también apretara con el tema. Y en el Ministerio han visto presiones por todos los lados”.

La historia se sabe ya con final feliz ahora, pero no fue así durante unas cuantas semanas de esfuerzos en las salas de fontanería políticas de Delegación y del propio PSOE. En enero se espera un Real Decreto salido del Consejo de Ministros que revierta el artículo 36 de la nueva Ley a su textual anterior y por tanto restaure las bonificaciones del 50 por ciento en su cuota a la Seguridad Social a todos esos 3.241 trabajadores autónomos.

La Cámara de Comercio y la Confederación de Empresarios también tuvieron su papel en la trama, aunque cada entidad empresarial lo representó a su modo, la Cámara más en la línea de colaboración institucional que tan buenos resultados está dando en la ciudad y la Confederación en ese rol más tradicional de la vieja política de frentismo y protesta.

Y en esta historia, el final feliz lo precipita otro axioma al que suele hacer referencia el propio presidente de la Ciudad, Juan Vivas, en reiteradas ocasiones, cualquier empresa y la política no es distinta se basa en las personas. Su buena sintonía con el ministro José Luis Escrivá acabó por ser fundamental para resolver el asunto. Cabe imaginar a las claras cuál habría sido el escenario para los 3.241 autónomos locales de haber seguido el Gobierno de la Ciudad la senda que tantas veces le ha reclamado VOX, cuando apoyaba y cuando no al Ejecutivo, de “al enemigo (el Gobierno de Pedro Sánchez) ni agua”.

“Hace unas cuantas semanas hubo una reunión con el delegado del Gobierno y todos los directores provinciales. Ahí Seguridad Social avisa”, relatan desde Delegación del Gobierno. Y el aviso no era otro que al preparar la entrada en vigor de las nuevas cotizaciones se habían encontrado que en Ceuta la bonificación del 50 por ciento sobre la cuota que disfrutaban todos los autónomos desaparecía salvo para aquellos que quedaran enmarcados en el tramo uno, esto es quienes prevean tener en 2023 unos ingresos más o menos equivalentes al Salario Mínimo. Una tragedia que venía en forma de subidas de entre el 25 y el 80 por ciento en la cuota mensual y un disparate de hasta 5.000 euros de subida en un año. ¡Tal y cómo están las cosas!

“Ahí encendimos las alertas y nos pusimos en contacto con los ministerios, con el partido, con la Cámara y con la Confederación de Empresarios para tratar de entre todos empujar en su ámbito y tratar de revertir la medida”, prosigue el relato desde Delegación.

El cambio no es sencillo, se trata de una Ley que reforma y articula un novedoso sistema para la cotización de los trabajadores autónomos y la solución llegará vía Real Decreto seguramente en un Consejo de Ministros a mediados de enero, antes de que finalice el mes y se prevé que contemple mantener la bonificación del 50 por ciento en la cuota a todos los autónomos de Ceuta y de Melilla, tal y como venían disfrutando hasta ahora pero con la nueva forma de calcularla. “Preferimos ser prudentes hasta que se materialice pero en principio es lo que se ha comprometido”, aclaran desde Delegación.

En esos primeros momentos, el Gobierno de la Ciudad Autónoma todavía no había entrado en juego. “A la Ciudad no se lo transmitimos porque entendíamos que la competencia es nuestra y que era a nosotros a quien nos tocaba arreglarlo. Que luego Juan Vivas tiene una buena relación con Escrivá y empuja, pues ‘fenomenal’ y encantados porque lo que se trataba era de resolver un problema”, reconocen desde Delegación.

Y es que en los primeros contactos que mantienen desde Delegación con los ministerios no encuentran precisamente una receptividad máxima. Por un lado a nadie le gusta reconocer un error y por otro “si les tratas de explicar la situación todo acaba en que “oye pues tendrán que pagar en Ceuta como en Barcelona, ¿no?” Entonces te piden que se lo argumentes y que les envíes información del paro local, de la situación económica, del origen de la bonificación y un largo etcétera para justificar lo que estás pidiendo por muy de justicia que tú entiendas que sea”.

Y ahí en el Ministerio comenzaron a ser algo más sensibles a la situación de Ceuta. Entendiendo además que en el apartado presupuestario la merma en la recaudación que suponían estas cuotas de Ceuta y Melilla no hacía ningún roto.

Está a punto de entrar en juego el Gobierno de la Ciudad. Pero para entonces hay camino ya andado.

Hasta este momento tanto Cámara de Comercio como Confederación de Empresarios han mantenido un silencio público sobre el asunto tal y como había pedido Delegación para poder trabajar en un clima mejor para revertir la medida. La petición de Delegación a los empresarios es a su vez la misma que le pide el propio Ministerio a Gutiérrez: “Nos pidió prudencia para tratar de arreglar el tema”.

En Delegación enviaron incluso a uno de sus asesores a una reunión que mantiene Seguridad Social con las asesorías de la ciudad para explicar el nuevo sistema para calcular la cuota de cotización de los autónomos que entraba en vigor. “No se suele ir, pero esta vez fuimos para dar la cara y explicar que estábamos trabajando hacía ya algún tiempo para tratar de revertir la medida”.

Entra Vivas en juego

“El 7 de diciembre nos comunican tanto la Cámara como la Confederación lo que pasaba con los autónomos a partir del 1 de enero”, reconocen fuentes del Gobierno de la Ciudad.

Y tal y como le había sucedido a la Delegación al darse cuenta, el Ejecutivo local se pone manos a la obra a sumar esfuerzos para tratar de revertir la medida.

En el Gobierno Central, en Inclusión, Seguridad Social y Migraciones tenían ya entonces la documentación que habían pedido para poder justificar el mantenimiento de la bonificación que había elaborado Delegación del Gobierno, pero el factor humano acabó por ser definitivo.

“El presidente Vivas entabló con el ministro José Luis Escrivá una relación estrecha a raíz de la crisis de mayo de 2021”, relatan desde la Ciudad. Tanto que Vivas ha llegado a ser invitado en alguna ocasión por el propio Escrivá a cenar al ministerio para simplemente hablar.

“No es sólo esto, es que de esa relación, Escrivá es quien promueve que nos lleguen fondos de la Unión Europea de Emergencia para atender las necesidades derivadas de la crisis migratoria de mayo de 2021, 18 millones de euros para atender todas esas necesidades de seguridad privada, manutención, etcétera. Tener buena sintonía personal siempre ayuda”, abundan en el Gobierno local.

Esa misma crisis de mayo no sólo estrechó, o más bien creó, una relación entre Vivas y Escribá, “a raíz de lo de mayo de 2021 en Delegación hemos tenido que trabajar mucho con el gabinete técnico del ministro y eso quieras que no ayuda porque ya nos conocemos todos, ellos a nosotros y nosotros a ellos”, relatan de forma paralela desde Delegación.

Así, Vivas levantó el teléfono, llamó a José Luis Escrivá y acabó de desbloquear la situación arrancándole el compromiso de revertir lo que decía la Ley mediante un Real Decreto en un Consejo de Ministros en enero para retornar la bonificación del 50 por ciento en las cuotas de la Seguridad Social de los autónomos.

Lo mismo que en realidad hizo Juan Gutiérrez que a toro pasado valora que se ha solucionado el asunto con “rapidez” y que “no hemos tenido que presionar mucho ni ponernos a las malas. Yo en mi caso, todo lo que pueda hacer voy a hacer poniendo siempre a Ceuta y a los ceutíes primero y luego ya los votos, lo que pueda aportar mientras esté en política, y cuando se acabe me vuelvo a lo mío”, resume Gutiérrez.

Las últimas semanas se ha afinado ese trabajo técnico. Y aunque la solución se sabía inminente, la Cámara de Comercio que se había puesto a disposición y había recibido ya el compromiso por parte de Delegación y del PSOE local de que el asunto se arreglaría siguió manteniendo un escrupuloso silencio en público sobre el asunto para permitir que los trabajos acabaran dando frutos. Sólo lo rompió la pasada semana de forma puntual y respetuosa para cuando la Confederación de Empresarios optó por pasar al ataque público. “Nos habían marcado un plazo”, reconocen en Delegación. Pasado ese plazo comenzó a llegar el ruido en forma de comunicados, casi uno diario desde la Confederación de Empresarios con el asunto, alertando y, más bien, alarmando de subidas desmedidas en los costes generales por la situación.

Este martes, 27 de diciembre, tanto Delegación como Ciudad reciben la re confirmación de que el asunto se da por arreglado en Madrid y que se aprobará un Real Decreto a mediados de enero con la corrección de la medida para devolverla a su situación anterior: habrá bonificación del 50 por ciento en la cuota de la Seguridad Social para todos los autónomos locales.

Ese mismo día, el martes, al menos en la Cámara, reciben la buena nueva y se ponen a elaborar una circular interna a los autónomos locales para explicarles el final feliz. Ese mismo día, quizás sin tiempo de abortar la estrategia, desde el Colegio de Farmacéuticos, de la cuerda de la Confederación de Empresarios insisten en la línea de alertar públicamente por la situación para hacer crecer la presión. En más de un asunto cosas así han acabado por enfadar y volver a bloquear situaciones ya encarriladas. No es el caso en esta ocasión.

Mea culpa y lección

La reforma legal en la cotización de los autónomos se aprobó en julio. Hasta noviembre nadie en Ceuta se dio cuenta de la que se venía encima. Un tiempo perdido que podría haber sido precioso. “Sin el trabajo que nosotros empezamos cuando nos alertó Seguridad Social y sin la buena sintonía existente esto no se arregla a tiempo por mucho que queramos”, reconocen en Delegación.

Y es que no es un cambio cualquiera. Hace falta un Real Decreto específico que apruebe el Consejo de Ministros. “Tenemos que asumir nuestra parte de responsabilidad, nadie se dio cuenta antes”, reconoce en Delegación y términos idénticos se pronuncian en el Gobierno Local.

Nadie es nadie. Ni Seguridad Social en Ceuta, ni Delegación, ni el Gobierno de la Ciudad, ni nadie de la oposición, ni los propios empresarios. Nadie.

“Creo que lo que ha podido fallar es que durante la negociación la principal asociación de autónomos, ATA, no informó a su gente en Ceuta. El Ministerio de Inclusión tampoco nos avisó, no nos dio ni nos pidió un informe de impacto del cambio. Es imposible estar pendientes de todos los cambios legislativos revisando si hay algo que nos afecta de forma concreta. Es la historia de siempre, Ceuta está olvidada en Madrid a no ser que haya alguien que levante la voz”, repasan en Delegación.

Y eso que en este caso el cambio en el articulado de la Ley deja claro que en el Ministerio sabían que había una bonificación. No la cepillan sin más, la mantienen sólo para el tramo de menores ingresos. No es un descuido. “El legislador asimiló la bonificación de forma parecida a las medidas que se suelen incluir para la Discapacidad, donde entran las rentas más bajas, pero no las más altas”, abundan en la explicación desde Delegación.

Aún con final feliz, la historia deja, si se quiere llamar así, una moraleja: ninguno de los beneficios fiscales que disfruta Ceuta se puede dar por imperecedero. Cualquier modificación normativa puede dar al traste con las ventajas fiscales.

“No tenía ningún sentido que con el Plan Estratégico aprobado hace nada que propone llevar la bonificación para los trabajadores por cuenta ajena al 75 por ciento se suprimiera esto”, apuntan desde Delegación repitiendo otro de os argumentos usados para convencer al Ministerio de Escrivá. Y es que en ese plan estratégico se habla también de afinar el Régimen Fiscal Especial, quizás esta lección, lo sucedido con las bonificaciones de la Seguridad Social de los autónomos, sea un argumento más para terminar de apuntalar esa reforma y acabar con posibles incertidumbres futuras y no volver a vivir situaciones de zozobra como esta.

Así se ha parado el golpe a los autónomos: Delegación a toda máquina y “buena sintonía”...