miércoles. 17.07.2024

Un año después del arranque de legislatura, Ceuta Ya!  ha hecho balance de los primeros doce meses de este nuevo periodo en la Asamblea. Y, a tenor de lo dicho por los comparecientes, no es un balance muy favorable. Ni tampoco optimista: "vamos camino al infierno", llega a asegurar el líder de la formación, Mohamed Mustafa. 

El motivo de este gráfico viaje a los avernos "es la desafección, como ya se ha visto en las Elecciones europeas" del pasado domingo. Para los comparecientes -además de Mustafa, la diputada Julia Ferreras y los asesores Julio Basurco y Muad Ayadi- "no ha habido ninguna mejora en la calidad de vida de los ceutíes" en el último año "a pesar de que cuando PSOE y MDyC se vendieron por 80.000 euros al año en el caso de cada Vicepresidencia, se dijo que iba a ser para forzar el cumplimiento de los acuerdos plenarios".

Esto influye "en una calidad de vida en decadencia, en una ciudad en la que los jóvenes ven cada vez más su futuro fuera de ella, que está muereta los fines de semana y que pierde población", lamentaban. Sobre las vicepresidencias: "Una de sus funciones es evacuar, cada dos meses, un informe sobre el grado de cumplimiento de las propuestas aprobadas por el Pleno de la Asamblea. No solo no han elaborado seis informes, sino que no han hecho ninguno".

 

Y es que "el hecho de que se aprueben acuerdos plenarios y luego no se cumplan" es "un insulto", en palabras de Mustafa. "Ni el programa KIVA, ni la enfermera escolar, ni la Unidad de Radioterapia" ni algo que "a nivel personal considero lacerante, como es que pese a haber mantenido reuniones con Exteriores, no haya ayuda de Ceuta a la URNWA", agencia de las Naciones Unidas para la cooperación con los refugiados palestinos.

En conclusión, "una Ceuta cuyo Gobierno vende una imagen, y otra real, donde la gente pasa dificultades Somos la única oposición", lamentaron los comparecientes, que advirtieron que "vamos a seguir trabajando con seriedad durante los próximos tres años".

Ceuta Ya ! lamenta la "degradación" de Ceuta "por el PP y sus socios comprados"