viernes. 19.07.2024
MEDIO AMBIENTE

La Consejería de Fomento sigue sin abrir los pantanos: más de tres meses para sus obras de adecentamiento

Tres meses después de la concesión demanial a la Ciudad Autónoma de Ceuta de los caminos de servicio de los embalses del Infierno y del Renegado los mismos siguen sin abrir al tránsito para los ceutíes como zona de ocio y esparcimiento.  A pesar del tiempo transcurrido, la Consejería de Fomento, Medio Ambiente y Servicios Urbanos, dirigida por Alejandro Ramírez, aún no ha realizado las actuaciones previstas para el adecentamiento de los mismos, lo que los ha mantenido cerrado toda la primavera para indignación de muchos ceutíes.

Alejandro Ramírez, consejero de Fomento, durante una de sus intervenciones plenarias / Alejandro Castillo
Alejandro Ramírez, consejero de Fomento, durante una de sus intervenciones plenarias / Alejandro Castillo

El próximo jueves se cumplirán tres meses desde que la Confederación Hidrográfica del Guadalquivir (CHG), organismo dependiente del Ministerio para la Transición Ecológica y el Reto Demográfico (MITECO), acordaba la concesión demanial a la Ciudad Autónoma de Ceuta de los caminos de servicio de los embalses del Infierno y del Renegado, que gestiona este organismo de cuenca. Era el 23 de febrero de este mismo año y transcurridos estos tres meses la Consejería de Fomento, Medio Ambiente y Servicios Urbanos aún no ha reabierto esos caminos para el uso y disfrute de los ceutíes.

Su reapertura se ha convertido a lo largo de los últimos años en una de las reivindicaciones constantes por parte de los amantes de la naturaleza, después de que estos caminos quedaran cerrados por razones que, entonces (en el caso del pantano del Renegado corría el año 2017), se esgrimieron como de seguridad. Unas reivindicaciones que tampoco han quedado resueltas con la concesión demanial a la Ciudad Autónoma, puesto que tres meses después de la misma, los mismos permanecen cerrados, impidiendo el tránsito de los 1,70 y 1,90 kilómetros de los caminos del Renegado y del Infierno, en una época especialmente propicia para hacer uso de ella, como es la primavera.

Las labores de adecentamiento de los mismos son la causa señalada para que esta reapertura no haya podido producirse. Precisamente a principios de mayo, dos meses después del anuncio de la concesión demanial, la Consejería de Fomento, Medio Ambiente y Servicios Urbanos señalaba que tenía previsto iniciar esos trabajos, tomándose con calma unas actuaciones que hubieran permitido a los amantes de la naturaleza disfrutar de estos caminos durante los últimos meses.

Las actuaciones en cuestión no parecen demasiado complicadas, o no al menos para que se haya tardado más de tres meses para su desarrollo. Se trata de la colocación de cartelería y barandillas, la coordinación de las labores de vigilancia y limpieza, así como el desarrollo de lo que se ha calificado como unas “pequeñas obras” que, sin embargo, se ha tardado meses en concretar por parte del área que dirige Alejandro Ramírez.

La falta de celeridad de la Consejería de Fomento, Medio Ambiente y Servicios Urbanos se ha convertido en una constante a lo largo de los últimos años. Cuestiones como el inicio de las obras de la Ermita de la Virgen del Carmen o las obras del polideportivo de Juan XXIII son algunos de los asuntos enquistados en el área comandada por Ramírez para desesperación de los ceutíes afectados que ven como se retrasan sine die actuaciones anunciadas y prometidas durante años y que convierten en un verdadero acto de fe confiar en que, en el caso de los caminos de los pantanos, se acabarán abriendo durante este verano.

De producirse realmente la reapertura de los pantanos antes del mes de septiembre, el horario será de 08.00 a 20.00 (el horario previsto desde el mes de mayo). Mientras que de octubre a abril los mismos deberían permanecer cerrados desde las seis de la tarde.

La Consejería de Fomento sigue sin abrir los pantanos: más de tres meses para sus obras...