sábado. 13.07.2024

A partir de hoy, el Real Decreto Ley 1/2023, de 10 de enero, de Medidas Urgentes en materia de incentivos a la contratación laboral y mejora de la protección social de las personas artistas, entra en pleno efecto. Sin embargo, esta fecha no pasa desapercibida en Ceuta y Melilla, ya que marca un cambio significativo en el sistema de bonificaciones a las cuotas empresariales a la Seguridad Social que afecta directamente a las dos ciudades autónomas.

Con la implementación de este real decreto, el descuento del 50% en las cuotas empresariales a la Seguridad Social debe ser reemplazado por un importe fijo de 262 euros al mes. Sin embargo, esta reducción está condicionada al cumplimiento de acciones formativas de 20 horas al año por parte de los empleados. Esta medida ha generado preocupación tanto en el Gobierno de la Ciudad como en los empresarios locales, quienes consideran que esta modificación es perjudicial para la economía local.

El presidente de la Ciudad de Ceuta expresó su inquietud durante una reunión de la Mesa de la Ciudad al respecto de cómo esta medida afectará a los atractivos fiscales que ofrece el Régimen Especial de Ceuta para la implantación y localización de empresas. Destacó la importancia de contar con datos concretos para evaluar los impactos económicos.

Los empresarios locales, representados por la Cámara de Comercio y CECE, habían expresado previamente su descontento con las ayudas a la contratación indefinida aprobadas por el Consejo de Ministros, argumentando que no satisfacen las demandas del sector empresarial en relación con la reforma del Real Decreto Ley 1/2023. Según estas organizaciones, las empresas radicadas en Ceuta ya no recibirán el 50% de bonificación en las cuotas de seguridad social, tal como se hacía hasta ahora.

La Cámara de Comercio enfatizó que estas bonificaciones eran fundamentales para el régimen económico y fiscal de Ceuta, contribuyendo a conservar el empleo, atraer nuevas inversiones y empresas, y apoyar la economía local. Consideran que el cambio a un sistema de subvenciones excepcionales y temporales hasta 2026 plantea problemas significativos:

  • Limita la credibilidad del Régimen Fiscal de Ceuta.
  • Pone en riesgo la estabilidad financiera de las empresas.
  • Aumenta la burocracia y los costos administrativos.
  • No contempla ayudas para trabajadores temporales, afectando sectores como el comercio y la hostelería.

En consecuencia, la Cámara de Comercio reiteró la necesidad de una reforma legal del Real Decreto Ley 1/2023 que permita mantener las bonificaciones actuales y asegure la estabilidad fiscal y económica de Ceuta, fundamental para el futuro de la ciudad y sus residentes. La comunidad empresarial y el Gobierno de la Ciudad continuarán evaluando los efectos de esta medida y buscando soluciones para mitigar su impacto.

Compromiso de la Delegación de Gobierno en torno a las Bonificaciones a la Seguridad Social

A pesar de las promesas y el compromiso manifestado por la Delegación de Gobierno en el pasado en relación a la reforma del Real Decreto Ley 1/2023 en cuanto a las bonificaciones a la Seguridad Social, hoy entra en vigor la modificación de la normativa. Aunque en un momento anterior se reiteró la intención de llevar a cabo esta reforma en un futuro cercano, incluso antes de las elecciones, con el propósito de mantener las bonificaciones, esta acción no ha sido implementada.

Este hecho ha generado frustración y descontento entre los sectores empresariales y sindicales de Ceuta, quienes consideran que las bonificaciones a la Seguridad Social son cruciales para la economía local y el empleo en la ciudad. A pesar del compromiso previo, no se ha tomado abordado esta cuestión.

La situación actual destaca la necesidad de que las autoridades cumplan con sus compromisos y trabajen en soluciones que permitan mantener la estabilidad fiscal y económica de Ceuta, así como fomentar la inversión y el empleo en la región.

Entra en vigor la modificación de las bonificaciones en medio de una gran preocupación