viernes. 19.07.2024

En el enredo político de la Conferencia Sectorial de Juventud e Infancia, la postura del Gobierno de Ceuta, encabezado por Juan Vivas, enfrenta una encrucijada de contradicciones y bloqueos que dificultan la gestión de menores migrantes. El comunicado emitido por el Gobierno de Ceuta revela tensiones internas y externas que desafían la coherencia y la solidaridad en la política migratoria.

  1. La Discordia entre Gaitán y Vivas
    La posición defendida por el consejero de Presidencia y Gobernación, Alberto Gaitán, durante la Sectorial, contrasta radicalmente con las declaraciones del presidente de la Ciudad, Juan Vivas. La falta de consenso en la reforma del sistema de acogida, frenada por los gobiernos autonómicos del PP, impide un nuevo modelo solidario. Mientras Canarias lidia con más de 6,000 menores tutelados y Ceuta supera su capacidad de acogida, el estancamiento político perpetúa una crisis humanitaria sin visos de resolución.
  2. El Bloqueo a la Reforma de la Ley de Extranjería
    La propuesta de modificar el artículo 35 de la Ley de Extranjería se topó con la negativa del PP, interesado en ganar tiempo político mientras Ceuta, Melilla y Canarias continúan recibiendo menores inmigrantes. Este bloqueo refleja una estrategia política que antepone intereses partidistas a la urgente necesidad de soluciones humanitarias.
  3. Incoherencias en el Gobierno de Ceuta
    La contradicción interna es palpable: mientras el consejero Gaitán apoya la reforma, el Partido Popular de Ceuta, bajo la dirección de Vivas, se mantiene en silencio y se desentiende de la problemática. Esta falta de cohesión y la pasividad de los parlamentarios populares exponen una brecha en la defensa de los intereses de los ceutíes.
  4. El Plan de Respuesta a la Crisis Migratoria
    Aunque el plan de respuesta a la crisis migratoria obtuvo el respaldo unánime de las autonomías, excepto Cataluña, el sistema de reparto voluntario adoptado ha demostrado ser insuficiente. Esta aceptación de un modelo ineficaz contradice las propias declaraciones de Vivas, quien ha insistido en la necesidad de un nuevo sistema y mayor solidaridad nacional.
  5. El Juego Político entre PP y Vox
    El comunicado del Gobierno de Ceuta resalta una dinámica política oportunista: el Partido Popular se alinea con el Gobierno central de Pedro Sánchez cuando le conviene y se distancia cuando le resulta ventajoso. Esta ambigüedad, impulsada por la competencia con Vox para ver quién es más insolidario y excluyente, pone en evidencia una carrera política que sacrifica la coherencia y la humanidad en aras de ganar puntos electorales.

La Conferencia Sectorial de Juventud e Infancia no solo ha revelado la urgente necesidad de un modelo de acogida más eficaz y solidario, sino también las profundas contradicciones y juegos políticos que socavan cualquier avance en la protección de menores migrantes.

El Laberinto Político en la Conferencia Sectorial de Juventud e Infancia