jueves. 29.09.2022
CRISIS FRONTERIZA

Un informe de Moncloa reconoce que Rabat tiene "un objetivo nacional constante e irrenunciable para anexionarse Ceuta y Melilla"

Un informe elaborado a petición del Gobierno de España reconoce el hecho de que Rabat tiene "un objetivo nacional constante e irrenunciable para anexionarse Ceuta y Melilla" y advierte de la “creciente polarización” y la preocupante “brecha social”. Para combatir la situación de asfixia el Ejecutivo desarrolla un Plan de actuación urgente para ambas ciudades, cuyos primeros movimientos ya se pueden ver.

El Gobierno ha pedido la elaboración de un informe sobre la situación de Ceuta y Melilla, al que ha tenido acceso El País, y en el que basa las informaciones que publica sobre el Plan de Urgencia que está desarrollando el Ejecutivo, y que tiene en mente poner en marcha antes del final del verano.

 

 

 

De acuerdo siempre a las publicaciones de El País, el mencionado informe reconoce hechos como el "objetivo nacional constante e irrenunciable para anexionarse Ceuta y Melilla" por parte de Marruecos, y que no hay señales de que Rabat vaya a renunciar a su estrategia de “presión económica” que “asfixia”, También resalta el rápido deterioro de la situación social en las dos ciudades lo que está produciendo una "creciente polarización” y en una preocupante “brecha social” además de cierto “desapego hacia el Estado” con servicios públicos de menor calidad.

 

 

Hace alusión a que los datos socioeconómicos de las dos ciudades autónomas están entre los peores de España, con especial referencia hacia el desempleo resaltando aspectos como la crisis económica, la falta de oportunidades para una población joven, y la falta de espacios comunes, está resultando en una creciente brecha social”, Finalmente reconoce que los servicios públicos de las dos ciudades están “infradotados” y son “insuficientes para el volumen de población actual” además de una preocupación por el uso que hacen de los servicio públicos de ambas ciudades los ciudadanos marroquíes de las provincias limítrofes de Nador y Tetuan.

 

 

 

Como respuesta a esta situación que el informe radiografía, El País informa de la elaboración de un plan por parte del Gobierno de España, con intención de su puesta en funcionamiento antes de final del verano. Algunas de sus medidas ya se conocen, y ha empezado a implementarse.

 

 

 

Entre las mismas está la finalización de la excepcionalidad del Tratado de Schengen en las dos ciudades, obligando a los ciudadanos de Nador y Tetuan a necesitar un visado para entrar en el espacio europeo, el empleo de Frontex para el control de ambas fronteras. También de carácter económico, como la inclusión de las dos ciudades en la Unión Aduanera, y una Reforma del Régimen Fiscal Especial que fomente la actividad económica en sectores como el turismo y el juego on-line; además de potenciar las posibilidades económicas de los puertos.

 

 

 

El País, así mismo anuncia que se ha nombrado a una alta funcionaria dentro del Ministerio de Política Territorial para coordinar el plan, y que contará además con la participación de Ministros y Secretarios de Estado.

 

 

 

Un plan incluirá la acción de la diplomacia española, en cuestiones como la negociación de la reapertura de las fronteras, en su debido momento, y dentro de las condiciones mencionadas de la finalización de la excepción a Schengen y bajo control de la Agencia Europea de Fronteras.

 

 

Puede leer el artículo original íntegro en éste enlace.

Un informe de Moncloa reconoce que Rabat tiene "un objetivo nacional constante e...
Comentarios