lunes. 27.05.2024

El ministro de Asuntos Exteriores, José Manuel Albares, ha comparecido este lunes ante la Comisión de Exteriores del Senado en la que ha presumido de los beneficios que, bajo su punto de vista, está generando la nueva etapa en las relaciones entre España y Marruecos, especialmente tras la cumbre de Rabat que se celebraba en los primeros días de este mes de febrero.

En esta línea, el ministro ha subrayado que la apertura gradual y ordenada que se ha iniciado de las aduanas comerciales con el país vecino en Ceuta y Melilla, de las que el viernes, como les contábamos en Ceuta Televisión, se realizaba una segunda prueba, lo que busca es generar “una zona de prosperidad compartida a través de un flujo legal y controlado de bienes a ambos lados de la frontera”.

Así, ha señalado Albares, “frente a los que decían que la nueva dinámica no iba a aportar resultados, basta con señalar los hechos”. Unos hechos entre los que ha señalado la reapertura de la aduana comercial con Melilla, que Marruecos cerró unilateralmente en 2018, y la apertura de la Ceuta, inexistente hasta el momento.

Además, el ministro no ha dudado en calificar de “exitosas” las dos pruebas piloto realizadas en ambas aduanas comerciales sobre las que pocos datos han trascendido, al menos en Ceuta. Para el ministro, esta apertura, reapertura en caso de Melilla, de las aduanas comerciales en ambas ciudades es fruto de “un trabajo diplomático discreto, paciente, no acorde con los tiempos de Twitter, para evitar escenas del pasado y consolidar una frontera del siglo XXI entre dos países que, por tener una frontera terrestre, deben tener las mejores relaciones de vecindad”.

Bajo la perspectiva del ministro, además, Ceuta, Melilla, Canarias y Andalucía ya están sintiendo “los beneficios de la mayor estabilidad y prosperidad que trae para todos esta nueva etapa, así como las grandes oportunidades que se abren para nuestras empresas y nuestros ciudadanos en sectores como las energías renovables”. Por todo ello, ha explicado, ambos gobiernos van a seguir trabajando conjuntamente en un clima de “tranquilidad y serenidad”.

Como les hemos venido contando a lo largo de los últimos meses, la apertura de ambas aduanas comerciales forma parte de los acuerdos que se alcanzaron durante la visita de Pedro Sánchez al país vecino en abril del pasado año, un encuentro en el que también se anunció la reapertura de la frontera que había permanecido cerrada desde el inicio de la pandemia. Con aquel encuentro se ponía fin a la crisis abierta tras la acogida humanitaria, para que fuera tratado médicamente, del líder del Polisario, Brahim Ghali, en España y la posterior entrada masiva, de más de 12.000 marroquíes, en Ceuta en el mes de mayo de 2021.

“Una zona de prosperidad compartida” entre España y Marruecos, objetivo de la aduana...