viernes. 01.03.2024

 La comunidad carnavalesca de Ceuta se encuentra en pie de guerra tras lo que consideran una serie de desatenciones y menosprecios por parte de las autoridades de Fiestas en la organización y promoción de sus eventos. La gota que colmó el vaso fue la suspensión del tradicional Dominguito, pero no por razones climáticas como podría suponerse, sino debido al plante de los propios grupos ante lo que perciben como un trato injusto.

Según relata el Colectivo de agrupaciones carnavalescas, la decisión de suspender el evento fue una medida de protesta ante lo que consideran un trato negligente por parte de los organizadores. En concreto, denuncian que, durante la última celebración del Dominguito, las autoridades dieron prioridad a una comparsa gaditana contratada sobre las agrupaciones locales, llegando incluso a pedir a una agrupación infantil que abandonara el escenario para dar paso a la actuación foránea.

Además, critican la falta de previsión al no contar con servicios básicos como una barra para ofrecer bebidas y comida a los asistentes, lo que obligó tanto a los grupos como al público a abandonar el recinto en su busca, dejando el lugar desangelado y vacío.

Ante esta situación, el Colectivo de agrupaciones carnavalescas de Ceuta ha decidido manifestarse “en defensa de su fiesta, su cultura, su trabajo y su dignidad, subrayando la importancia de proteger y promover la cantera local”.

Las agrupaciones carnavalescas se plantan: hartos de la "desidia" de Fiestas