sábado. 03.12.2022
CORONAVIRUS

Ángela Montes: “la mejor sensación es cuando un paciente sale adelante. Eso te levanta la moral”

Dentro del Hospital Universitario de Ceuta, hay muchas historias que contar de todas y todos esos profesionales sanitarios y no sanitarios que están en primera línea de batalla. Pero relatar todas las vivencias de esas personas sería inabarcable, pues siempre hay una historia por cada uno de nosotros. En una serie de entrevistas realizadas por el INGESA, tres responsables de enfermería han querido mostrar sus testimonios tras estos duros meses de pandemia. Esta es la experiencia de Ángela Montes, supervisora de Enfermería en Unidad de Cuidados Intensivos (UCI) del Hospital Universitario de Ceuta.

¿Cómo se está viviendo la pandemia en la Unidad de Cuidados Intensivos?

 


Se vive con mucho estrés. El enfermo que entra en UCI llega en estado muy grave, por lo que es un ingreso que requiere de un enorme esfuerzo y trabajo desde el primer momento. Dentro del equipo de UCI, hay mucha ayuda y coordinación entre profesionales para evitar contagios cruzados. De hecho, no ha habido ningún contagio en UCI, por el momento.

 


Por cada ingreso se necesitan dos o tres horas con cada paciente, ya que requieren de tratamientos complejos y un elevado nivel de cuidados. Es un esfuerzo grandísimo por el bien del paciente.

 


Durante la primera oleada, todo fue mucho más pausado, pero durante esta segunda oleada está siendo durísimo. Estás a pie de cama en todo momento, y los profesionales lo vivimos con una importancia tremenda por todos los esfuerzos que realizas para que el paciente salga adelante. Del mismo modo, te llevas los problemas a tu casa y allí llamas al hospital para preguntar por el estado de los enfermos.

 


La mejor sensación es cuando un paciente sale adelante. Eso te levanta la moral.

 


¿Cuál es el criterio de ingreso para pacientes COVID-19 en la Unidad de Cuidados Intensivos? 

 

 

Cuando un paciente llega al Hospital con fracaso respiratorio, que no responde al tratamiento inicial en urgencias COVID, o en estado muy grave, el médico intensivista es el que lo valora y decide el ingreso en la UCI. Todo el proceso COVID en el hospital, y sus distintas áreas y servicios, está supervisado por un Servicio de Epidemiología que durante 24 horas al día trabaja para que los pacientes que llegan lo hagan en condiciones de seguridad y mediante un circuito interno seguro.

 

 

Una vez que el médico intensivista decide su ingreso en la UCI, si lo precisa, se procede a la conexión a un respirador. También hemos tenido pacientes que se encontraban en planta o en observación de urgencias tras una mala evolución y han tenido que ingresar en UCI. 

 


¿Cuál es la capacidad ahora mismo en la UCI?

 

 

Ahora mismo tenemos 8 box de UCI COVID y 9 de UCI limpia (para pacientes no COVID). Si el número de pacientes COVID superara las 8 camas en la UCI COVID, pasaríamos a ocupar la UCI limpia. Informar también que la sala de Reanimación se ha convertido en Unidad de Cuidados Intensivos y se ha dispuesto con todos los equipos y tecnologías necesarios para que funcione como una UCI. 

 

 

Respecto al número de camas, tenemos 17 camas de UCI, 5 más preparadas y equipadas, y se ha previsto también una ampliación de 15 camas más. Estaríamos hablando de 37 camas UCI, y utilizar ese número de camas en un mismo día sería un hecho catastrófico.

 


¿Qué personal hay hoy en día en UCI?

 


A día de hoy, tenemos 19 enfermeras (DUE) y 12 técnicos que trabajan en la UCI COVID, mientras que 14 enfermeras (DUE) y 12 técnicos trabajan en la UCI limpia. 

Respecto a los intensivistas, son 5 en plantilla, de los que uno se encuentra de baja. A los cuatro actuales se va a incorporar una intensivista más, además de dos médicos extracomunitarios con experiencia y formación. 


 
¿Crees que las redes sociales generan desinformación?

 


En primer lugar, hay que decir que esta enfermedad tiene una tasa de mortalidad muy alta pero no todos fallecen. Hablando de la Unidad de Cuidados Intensivos, existe un porcentaje de personas que consiguen el alta con esfuerzo, trabajo y tiempo. 

 


En nuestra unidad hemos tenido enfermos de larga duración como un paciente que estuvo 50 días de ingreso y en otros casos hemos tenido ingresos que han estado conectados a un respirador una semana, como dos chicas de 30-35 años que se recuperaron en apenas siete días. En una semana mejoraron y bajaron a planta. De ahí que digamos que existe un porcentaje de personas que reciben el alta.

 


Genera una impotencia tremenda leer comentarios en redes sociales. Te desmoraliza porque nada es cierto. Te desvives por tu trabajo y luego lees algunos comentarios que no representan la realidad.

 


A mí como enfermera, como persona, me duele verlo. Solo he entrado una vez y me tuve que salir porque no aguantaba más.

Ángela Montes: “la mejor sensación es cuando un paciente sale adelante. Eso te levanta...
Comentarios