sábado. 13.07.2024
EN IMÁGENES

Emoción y arte en una entrega de Medallas y Escudos marcada por el amor a Ceuta

El Teatro Auditorio del Revellín ha acogido desde las siete de la tarde de este martes el acto de entrega de las Medallas y Escudos de la Ciudad Autónoma, distinciones con las que se ha reconocido al RAMIX-30 y al general Antonio Velázquez a título póstumo con la Medalla de Plata y a Maruja Lesmes y María Teresa Lossada con la Medalla de Bronce. Un acto muy emotivo en el que el presidente de la Ciudad ha puesto de manifiesto los valores de todos los premiados y que ha estado marcado por los homenajes a título póstumo a 4 de los reconocidos con el Escudo de Oro, y los actos heroicos del resto de los galardonados.
Emoción y arte en una entrega de Medallas y Escudos marcada por el amor a Ceuta (13)
Emoción y arte en una entrega de Medallas y Escudos marcada por el amor a Ceuta (13)

El Teatro Auditorio del Revellín ha acogido desde las siete de la tarde de este martes el acto de entrega de las Medallas y Escudos de la Ciudad Autónoma. Un acto que se ha iniciado con la recepción por parte de las autoridades a los premiados, en una línea de saludo en la antesala del mismo auditorio.

En esta ocasión se ha distinguido con la Medalla de Plata de la Ciudad al Regimiento de Artillería número 30 de nuestra ciudad. El encargado de recoger la distinción ha sido su Coronel, Eliseo Zurdo Alonso quien en su discurso ha destacado la vinculación entre la ciudad y la unidad que dirige. “Ceuta es artillería y el RAMIX es Ceuta. Una vinculación tan íntima y estrecha que no se pueden entender la una sin la otra”. Zurdo ha querido, además, manifestar el sentimiento de alegría por este reconocimiento y, muy especialmente su agradecimiento a los cientos de ceutíes que se adhirieron a la solicitud de esta medalla.

Uno de los momentos más emotivos de este acto se ha vivido con la entrega de la Medalla, también de Plata, a título póstumo al general Antonio Velázquez. La distinción ha sido recogida por su hija Rocío Velázquez quien, visiblemente emocionada, ha recordado la figura de su padre, más allá de su brillante carrera, su amor por Ceuta, de la que presumió en todos sus destinos alrededor del mundo, “de la luz de Ceuta, del olor a mar, por gustarle hasta el levante le gustaba”, ha recordado, asegurando que está segura de que “hoy estará viéndonos con una sonrisa” y lucirá con orgullo esta distinción

Además, en la categoría de Bronce, se han entregado dos medallas, a María Teresa de Lossada, que ha agradecido el reconocimiento quien no habría logrado sin el apoyo de su familia y todo el equipo de Ceuta Medical Center, especialmente en momentos tan complicados como la reciente pandemia; y a Maruja Lesmes, quien ha destacado en su discurso, muy emocionada, ha recordado su hogar infantil “en el que el arte y la cultura eran palabras mayores” y ha querido agradecer la distinción no solo a su persona sino “a todos y cada uno de los corazones que forman parte de mi escuela y al ballet que lleva el nombre de Ceuta allá donde va, con un sello e identidad propia”. “Decir Lesmes es decir Ceuta y eso para nosotros es un gran honor”, ha destacado, para asegurar que es “mensajera de mi tierra con mi baile” y no ha podido evitar acordarse de su madre, para la que este reconocimiento era “un gran sueño”.

Unos reconocimientos que se imponen a personas físicas o jurídicas, así como a instituciones, corporaciones o asociaciones que se hayan distinguido “en el cumplimiento de sus fines y ellos redunden en beneficio señalado” para Ceuta; entregándose a los reconocidos un Escudo de la Ciudad esmaltado, abrazado por dos ramas, una de laurel y otra de roble, orlado con la leyenda ‘Noble, Leal y Fidelísima’ y con el grabado, en el reverso, del nombre del distinguido.

Junto a las Medallas de la Ciudad, durante este acto se han entregado también 15 Escudos de Oro, cuatro de ellos a título póstumo – a Mohamed Ahmed, Raju Shivdasani, Dris Amar y Nayra Solero- y los once restantes a María José Gaitán, José Miguel Moreno, María Pilar Puya, Noelia Oliva, David Gómez, Francisco Javier López, Mohamed Larbi, Victoriano Alba, África garrido, María Rosario Álvarez y Gema María Romero. De acuerdo con el Reglamento para la concesión de distinciones honoríficas de la Ciudad de Ceuta, el Escudo de Oro es un agradecimiento a personas que institucional o profesionalmente se hayan distinguido por su “dedicación e interés demostrado en el progreso de Ceuta”; y su concesión –se trata de una reproducción del Escudo en miniatura para colocar en la solapa- “obedece al deseo de hacer constar públicamente, mediante una concesión honorífica, tales esfuerzos”. 

El presidente de la Ciudad ha sido el encargado de cerrar el acto con una intervención muy emotiva, en la que ha tenido palabras para todos los reconocidos con las Medallas de la Ciudad. Así, ha recorrido la historia del RAMIX-30 y su vinculación con Ceuta, destacando que “esta medalla es también una manera de honrar a los artilleros que dieron su vida por 2 España, una muestra de cariño del pueblo de Ceuta a nuestro regimiento, a las mujeres y hombres que lo integran, mujeres y hombres dispuestos y preparados para darlo todo por la patria, para preservar y defender nuestra seguridad e integridad”; ha puesto en valor la figura del General Antonio Velázquez, “el general médico más condecorado de nuestro ejército que, entre otros muchos destinos, participó en la misión sanitaria desplegada en Vietnam durante la guerra, fue el primer español al mando de la sanidad militar del Eurocuerpo y desempeñó el puesto de subdirector del Hospital Militar de Ceuta”; ha reconocido la entrega de María José Lesmes, subrayando que “en su escuela se aprenden los fundamentos del baile y la danza, pero no solo, se transmiten valores, valores muy útiles para, en las encrucijadas de la vida, elegir el camino de la rectitud” y, tal y como había hecho la propia Lesmes unos minutos antes, recordando la figura de su madre, María Cabillas, que, ha asegurado el presidente de la Ciudad “estoy seguro, de que hoy, desde el cielo, Maruja nos dirige una sonrisa complaciente y satisfecha” y finalmente ha admirado a María Teresa de Lossada, de quien ha destacado su tenacidad y su lucha, la fundación de Ceuta Medical Center y su lucha contra el cáncer. Un discurso en el que, además, Vivas ha querido acordarse de los distinguidos a título póstumo con el Escudo de Oro, para los que también ha tenido palabras cariñosas y entrañables.

El acto, ha estado amenizado por alumnos del Conservatorio Profesional de Música Ángel García Ruiz, que interpretarán piezas musicales, y por alumnas del ballet de María José Lesmes. Además, al finalizar el acto se han interpretado los himnos de Ceuta y España.

Emoción y arte en una entrega de Medallas y Escudos marcada por el amor a Ceuta