lunes. 26.02.2024
COMERCIO

Fin a la 'polémica Starbucks': Lala vuelve a ser Lala

Nunca la instalación de una banderola había dado para tanto. Hace 48 horas Macarena y su tienda de ropa se convirtieron en protagonistas inesperados de la actualidad al hacerse viral la colocación de un cartel de Starbucks en el lugar en que debía ir el logo de su tienda. Este jueves todo ha vuelto a la normalidad y la inesperada protagonista concluye que “es mejor tomárselo con humor”.

La banderola de Lala ya ha sustituido a la de Starbucks / Daniel Hernández
La banderola de Lala ya ha sustituido a la de Starbucks / Daniel Hernández

Hace apenas 48 horas una foto se hacía viral y corría en Ceuta como la pólvora: estaban colocando un cartel de Starbucks junto a uno de los locales de la calle Camoens. A partir de ahí, la especulación y los rumores no tardaron en llegar, ni tampoco alguna publicación que afirmaba que, efectivamente, la famosa franquicia de los vasos de cartón abriría una de sus cafeterías en la céntrica calle. Nada más lejos de la realidad.

Como les contábamos el mismo martes, todo fue un enorme malentendido que hoy, finalmente, ha llegado a su fin. Si bien es verdad que el cartel de Starbucks se retiró la misma tarde del martes, no ha sido hasta este mismo jueves que Macarena, la propietaria de Lala, ha tenido colocado el logo de su tienda. “Yo lo único que quería era que la tienda se viera más”, comenta a este medio, pero lo de los últimos días ha superado todo lo imaginable.

Y es que, recuerda, ella había encargado una banderola para poner su logo y la de muestra llevaba el de Starbucks. A partir de ahí, la historia se cuenta sola: fotos, rumores, mensajes de whatsapp e incluso alguna advertencia que el puso el cuerpo malo, como confiesa, la de que podría darse el caso de que la marca la denunciara por usar el logo sin permiso. “En algún momento me agobié”, explica, y da las gracias a quienes se acercaron a preguntar antes de especular sobre la instalación de la famosa cafetería y le permitieron explicarse.

Ahora, una de las protagonistas de la semana prefiere tomarse la situación con humor y se ofrece a poner un cafelito si hace falta a quien se acerque hasta su establecimiento, que no es de hostelería, sino de ropa y complementos de señoras. Un establecimiento que, a buen seguro, muchos han descubierto gracias a esta polémica donde está.

Hoy Lala ya ha vuelto a ser Lala y es que la banderola encargada ya luce en la calle Camoens para que la vean todos sus potenciales clientes.

Fin a la 'polémica Starbucks': Lala vuelve a ser Lala