martes. 25.06.2024

Por la boca muere el pez

Antonio Gil / Archivo
Antonio Gil / Archivo

“Las uvas de la ira” ¿Es posible..? ¿Acaso es posible? Sí, es posible, a Emilio Carreira sí se le ha podido ocurrir una cosa así, no lo digo por nada, que conste, simplemente porque a Emilio Carreira ya lo conocen hasta los gatos de última generación.

¡Ay, amigo..! por tus hechos te conocen, que es tanto como decir que por la boca muere el pez ¿En qué estabas pensando? Bueno, yo sí lo sé: empieza por 5 ¿Acaso no sabes que todos somos prisioneros de las palabras o, mejor dicho, en tu caso prisionero de tus artículos o es que no recuerdas lo ya publicado?

Que el PP ceutí funciona como una secta lo dijiste en “Las debilidades de Vivas”, publicado el 24-06-2019, donde te camuflas diciendo: “a pesar de los intentos de Vivas”, para posteriormente, cargar toda la responsabilidad sobre él y la mano negra que mueve los hilos por delegación suya dentro del partido, acusándolo además de no haber logrado que el partido sea coral y abierto.

Acusas a Vivas de haber cometido errores que iniciaron el declive del PP ceutí y donde el presidente se debería hacer preguntas… detallando unos resultados demoledores como: 19, 18, 18, 13, y 9 causados, fundamentalmente, por la intransigencia a la crítica de quien maneja el PP ceutí y que es el causante de todos los males. Describes a un presidente que se deja manejar para, a continuación, tildarlo de autoritario y terco.

Curioso es que a Emilio Carreira se le ocurriera decir, en una entrevista de un medio de comunicación de la ciudad, que se consideraba un político en activo para cuando hiciera falta, atreviéndose en dicha entrevista a proponer cuatro medidas “estrellas” para sacar a Ceuta de la crisis como son: devolver el esplendor al barrio de Hadú, un puerto deportivo en la Bahía Sur, mejorar nuestro litoral y abaratar el transporte. De las cuatro, tres son competencias del Estado ¿Pero… de dónde ha salido éste lumbreras, este gurú de la economía?

En fin, Emilio echa de menos a ese Vivas ilusionado, de liderazgo fuerte que cohesionaba, de hace 20 años. “Ahora toca buscar otra persona de similares características”. Eso lo dice él.

Ahora, en defensa de sus particulares intereses, a Emilio Carreira le conviene cargar contra el candidato del PSOE a la Presidencia de la Ciudad, Juan Gutiérrez, y no duda en lanzar contra él acusaciones totalmente falsas de las que se puede extraer el hecho de que haya apoyado, durante los tres últimos años, los presupuestos de su propio partido, ¿no es increíble?

Lo acusa de pacifista, amigo del gobierno del PP, enigmático y misterioso, (en tanto que no sabe de dónde saldrían las partidas para realizar su programa), etcétera. A Emilio todo le parece poco para desacreditar a Juan Gutiérrez, utilizando todo su arsenal, toda su mala experiencia para descalificar al líder del PSOE ceutí. Incluso viene a decir en su extravagante artículo lo siguiente: “y es posible que jure que puede andar sobre las aguas”.

En fin, lo expresado por Emilio Carreira en ese ridículo artículo se vuelve contra él mismo. No tuvo en cuenta que el pasado está ahí y cuenta. Lo que logra, al final, no es más que un trampantojo, infumable y grotesco contra el propio Juan Vivas al que pretende ahora defender, además, de ser un claro insulto a la inteligencia de los ciudadanos.

No me extraña la preocupación y el miedo que les inspira el candidato del PSOE ceutí, Juan Gutiérrez. La ilusión, la cohesión en su partido y el trabajo duro son argumentos muy poderosos. ¡Ah!, Gutiérrez nunca mintió sobre su currículum, nunca dijo tener una licenciatura, por ejemplo.

Por la boca muere el pez