lunes. 26.09.2022

Poco probable

 

Predator: la presa

Dirección: Dan Trachtenberg. Año: 2022. País: USA. Título original: Prey. Duración: 98 min. Género: Aventuras. Ciencia ficción. Acción. Terror. Extraterrestres. Supervivencia. Siglo XVIII. Precuela. Intérpretes: Amber Midthunder, Dane DiLiegro, Stefany Mathias, Stormee Kipp, Dakota Beavers, Harlan Blayne Kytwayhat, Geronimo Vela, Mike Paterson, Nelson Leis, Troy Mundle, Kyle Strauts. Guion: Patrick Aison. Música: Sarah Schachner. Fotografía: Jeff Cutter.. Productora: 20th Century Studios, Davis Entertainment. Distribuidora: Hulu, Disney+. Estreno en España: 05 agosto 2022.

Parece poco probable que, si asociamos la saga Predator con Disney, el resultado parezca factible, poco probable también que en una historia ambientada hace 300 años en el entorno de los comanches nativos americanos, una muchacha con un hacha pueda vencer a un alienígena con tecnología inimaginable por ella; ya que estamos, parece poco probable que una muchachita pudiese ser cazadora y guerrera en un mundo que era eminentemente masculino. Y muy poco probable es que el sopor no sea la tendencia imperante en una serie de películas (así a botepronto, se me ocurren al menos seis películas con este protagonista) que han dado muestras más que de sobra de producto agotado. Pero, qué narices, se trata de ciencia-ficción en su máximo exponente, y la ley de probabilidades en esto del cine y en el género en cuestión, no es la ley por la que se rige precisamente.

Mente despejada de prejuicios y palomitas en mano, la propuesta resulta original por su ambientación, y sin alardes de inteligencia (la cosa va de un extraterrestre que despelleja a todo bicho viviente, la cosa no da para más), pero sí de puesta en escena, y se sorprende por ser bastante más entretenida de lo que uno puede llegar a esperar de un principio.

Seguramente lo más interesante desde la rompedora película original, y con una protagonista femenina (Amber Midthunde, que deja en el olvido como antagonista del malo al icono construido por Schwarzenegger en los años 80 del siglo pasado, casi hiela la sangre pensar en el tiempo transcurrido) muy a la altura de la imagen de fuerza y astucia que el personaje protagonista pretende transmitir, el planteamiento revitaliza la franquicia de la mano de Disney y de su canal en streming, Disney+, eso sí, en la parte de Star, la vertiente más adulta del sello.

Recomendable, eso sí, ya que el estreno ha sido directamente en pantalla doméstica, el visionado de este “Predator fuera de época”, en la pantalla más grande posible y con el sistema de audio (sobre todo esto) de mayor calidad posible, puesto que el mayor atractivo de la historia reside en sus coreografías, escenografía y en especial el trabajo de sonido y efectos.

El hecho de recuperar viejos éxitos de los ochenta o noventa no es algo que sorprenda a nadie, puesto que la ausencia de ideas en la gran industria del cine es innegable, pero hacerlo de esta forma, contando una aventura distinta que puede aportar a la saga y rodeado de un cierto aire de frescura y novedad, sirve para presentar con inteligencia el producto a generaciones que no han podido apreciarlo sin dar la sensación de estirar un chicle que se rompió hace mucho de tanto estirarlo. Ahí, justamente en lo poco probable, reside el mérito de este Predator: la presa, que no pasará a la historia pero ha surfeado bastante bien por encima del hartazgo del espectador.

 

Puntuación: 6

JUAN CARRASCO DE LAS HERAS → [email protected]

Poco probable
Comentarios