martes. 27.02.2024
100 AÑOS DE LA LEGIÓN

¿Quién era aquel legionario?

El próximo domingo, La Legión cumplirá cien años de vida, que vamos a rememorar durante esta semana en Ceuta Televisión. Hoy empezamos con uno de los mayores mitos de la historia legionaria, como el protagonista de el "Novio de la Muerte". Contrariamente a lo que dice la canción, si se sabía quien era y, no solo murió en combate, sino que es el primer legionario fallecido en el frente.

Minas de Riotinto, en Huelva, es un lugar por el que la historia de nuestro país en los últimos 150 años siente una especial predilección. Ahí, por ejemplo, los ingenieros ingleses que trabajaban en las minas comenzaron a jugar a un extraño deporte que consistía en pegarle patadas a una pelota y en el que ganaba quien más veces la metiera en la portería contraria. Y ahí, en 1900, nació un hombre que, seguramente muy a su pesar, merece este capítulo dedicado al Centenario de la Legión: Baltasar Queija de Vega.

 

De su vida, se tienen más rumores que datos, aunque se sabe que nació en la citada localidad y pronto viajó a Canarias, a trabajar en la hostelería. Un día, se encontró con un cartel en el que se decía "Alistaos en el Tercio de Extranjeros". Como quien tiene una revelación divina, Queija recogió sus pertenencias y se puso a ello.

 

Se cree que asistió al discurso de José Millán Astray en el que este aseguraba a los legionarios que "venís a morir". Es decir: Queija fue uno de los primeros legionarios en alistarse. Y también el primero en morir en combate, el 7 de enero de 1921. Fue en una 'aguada', una expedición para buscar agua; operación que en principio no revestía especial peligro, pero en el que las tropas legionarias son atacadas por soldados rifeños. Estos huyen, pero Queija yace malherido y muere poco después, al recibir varias balas.

 

Ahí comienza la leyenda. Porque no solo es el primer legionario muerto en acto de combate, sino que se cuenta que entre su pecho se hallaron unos versos: "Somos los extranjeros legionarios,  el Tercio de hombres voluntarios, que por España vienen a luchar". No se sabe si aquellos versos existieron o no (nos apunta un descendiente directo suyo a que los célebres versos eran los del final de la célebre canción legionaria), pero la leyenda apunta a que Queija había recibido días antes la noticia del fallecimiento de su prometida y que, en pleno trance por el duro golpe, juró unirse a ella en cuanto pudiese.

 

Días más tarde, la historia llega a oídos de Fidel Prado Duque. Periodista y escritor -bajo el pseudónimo de F.P. Duke llegó a tener cierto éxito como autor de novelas del oeste- , además de compositor, decide musicalizar la historia de Queija. El 20 de julio de 1921, en el malagueño Teatro Vital se escuchan por primera vez en público los versos inspirados por el infortunado Queija: "Nadie en el Tercio sabía, quien era aquel legionario"... En efecto, aquel camarero onubense pasó a la historia como el Novio de la Muerte.

¿Quién era aquel legionario?