viernes. 12.04.2024

En la sesión de control al Gobierno en el Salón de Plenos del Palacio de la Ciudad, la portavoz del Movimiento por la Dignidad y la Ciudadanía (MDyC), Nadia Mohamed Abdel-Lah, ha interpelado al Gobierno local sobre el controvertido plan de asfaltado de la ciudad, iniciado justo antes de las elecciones municipales. La campaña, descrita por el Ejecutivo como “la mejor de la historia” con un presupuesto superior a los cuatro millones de euros, ha sido objeto de críticas por su aparente oportunismo electoral y las numerosas áreas que han quedado sin atender, generando preocupación entre los ciudadanos por el riesgo de accidentes.

El MDyC ha señalado el visible deterioro en varias zonas de Ceuta, incluyendo carreteras y barriadas importantes como la del Serrallo y la subida a Caballería, mostrando fotografías que evidencian el pobre estado del asfaltado. La formación política ha expresado su preocupación por lo que considera una gestión deficiente, señalando que “parece que se prioriza lo que se ve y el resto queda a expensas del conformismo o de las denuncias ciudadanas diarias sin éxito alguno”.

En respuesta, Alejandro Ramírez, representante del Gobierno, ha explicado los desafíos logísticos y económicos enfrentados por Ceuta, incluyendo la solución al problema de la falta de una planta de asfaltado local y las complicaciones derivadas del aumento en el precio de las materias primas. Ramírez ha admitido que, aunque algunos de los lugares señalados por el MDyC están en mal estado, una actuación integral se ha visto limitada por restricciones presupuestarias, optando el Gobierno por soluciones provisionales hasta la implementación de un nuevo contrato de suministro de aglomerado.

El portavoz ha destacado que la próxima campaña de asfaltado se basará en un enfoque más flexible y a largo plazo, permitiendo una actuación más adaptada a las necesidades de la ciudad. Sin embargo, ha discrepado con la visión del MDyC sobre el estado general del asfaltado en Ceuta, asegurando que no todas las carreteras y calles presentan problemas.

A pesar de las explicaciones ofrecidas, el MDyC ha reiterado su crítica, enfatizando que son siempre las mismas áreas las que sufren de falta de asfaltado o soluciones meramente provisionales. La insistencia en la necesidad de un contrato de suministro a largo plazo refleja la urgencia de abordar estas deficiencias de manera efectiva, especialmente en zonas que podrían representar un riesgo para la seguridad vial.

A lo que Ramírez ha hecho hincapié en la necesidad de un contrato de suministro y puesta en marcha de aglomerado para un periodo largo de tiempo. "Efectivamente, en el supuesto de que tengamos ya este contrato en vigor, obviamente se se podrá actuar en esas calles sin ningún problema. No obstante, también le digo que algunas de las que han señalado ahí están ahora mismo en fase de redacción, sobre todo para actuar de manera más urgente, puesto que algunas sí pueden suponer un posible riesgo para para la seguridad vial".


 

Una actuación más adaptada a las necesidades de la ciudad para la próxima campaña de...