martes. 28.05.2024

Si los precios de la alimentación están siendo un auténtico quebradero de cabeza en todos los hogares españoles, la subida está siendo especialmente severa con las dos Ciudades Autónomas. Melilla presenta un alza del 15% -la mayor de todo el territorio nacional- mientras que Ceuta se sitúa en un 13'5%. Así se entiende mejor el dato del Índice de Precios al Consumo dado a conocer hoy por el Instituto Nacional de Estadístico. En nuestra ciudad, de haber tenido la alimentación unos precios 'normales' podríamos hablar, incluso, de un buen IPC.

Y es que los precios en Ceuta crecieron en un 4'5% durante el pasado mes de abril, según el INE, hasta alcanzar el 4'5%. El mismo porcentaje que el pasado mes. Como decíamos, de no ser por la alimentación, podríamos hablar incluso de un índice moderado: las bebidas alcohólicas y el tabaco incrementan su precio en un 7'5%, el menaje del hogar crece en un 5'7% y la hostelería y restauración aumentan sus precios en un 5'6%. De ahí en adelante tenemos subidas de 'sólo' un 4'5 (otros), un 3'1% en comunicaciones, un 2'7% en ocio y cultura, un 1'2 en transporte y un 0'3 en Medicina.

Hay dos epígrafes, tradicionalmente inflacionistas en un ciudad con las peculiaridades de Ceuta, que se desploman. De un lado, el vestido y calzado, que se deprecian en un 5'3% y de otro, atención, la vivienda. Comprar una casa en Ceuta es un 10% más barato que hace un año. ¿Qué significa esto?. Mayor oferta que demanda, que viniéramos de un mercado hipervitaminado y los precios estén volviendo a parámetros normales o que haya menor renta que hace un año para adquirir inmuebles y mayor dificultad para acceder a créditos hipotecarios, por lo que muchos vendedores puedan estar bajando los precios a fin de lograr 'colocar' las viviendas. Juzguen ustedes.

A nivel nacional, los precios han subido un 4'1% en comparación con abril de 2022, y un 1'7% desde que comenzase el presente año.

La alimentación dispara los precios en Ceuta durante el último mes