miércoles. 29.05.2024
PLAN ANTITABACO

Cerco al fumador: Se ampliarán los espacios libres de humo para proteger el derecho a respirar

El Consejo de Ministros ha dado luz verde esta semana al Plan Nacional de Prevención y Control del Tabaquismo 2024-2027, diseñado con el propósito de combatir el consumo de tabaco y productos relacionados, así como de mitigar la exposición ambiental a sus emisiones. El plan, fruto de una amplia colaboración entre el Ministerio de Sanidad, las comunidades autónomas, las sociedades científicas y otras entidades, se enfoca en la prevención del inicio del hábito tabáquico, el apoyo a fumadores que deseen dejarlo y la protección del aire que respiramos.

El nuevo Plan Nacional de Prevención y Control del Tabaquismo 2024-2027, aprobado por el Consejo de Ministros esta semana, representa un importante esfuerzo por parte del Gobierno para abordar los desafíos relacionados con el consumo de tabaco en España. Con el objetivo de reducir la prevalencia del tabaquismo y sus efectos nocivos en la salud pública, el plan se centra en una serie de medidas que buscan promover un estilo de vida más saludable y proteger a la población, especialmente a los jóvenes, de los riesgos asociados al tabaco.

Según datos de la Encuesta Europea de Salud 2020, la prevalencia del consumo de tabaco en España se sitúa en torno al 22,1%, una cifra que ha ido disminuyendo gradualmente en las últimas décadas. Sin embargo, el tabaco sigue siendo responsable de aproximadamente 50.000 muertes al año y está vinculado a la aparición de numerosas enfermedades graves, como la EPOC, el cáncer de pulmón, las enfermedades cardiovasculares y la diabetes.

El nuevo plan contempla una serie de medidas concretas para abordar estos desafíos:

  • Equiparación de la regulación de los cigarrillos electrónicos y los productos relacionados del tabaco a la regulación del tabaco tradicional.
  • Ampliación de los espacios libres de humo para proteger el derecho a respirar y reducir las enfermedades asociadas al tabaquismo.
  • Prohibición de los dispositivos de un solo uso relacionados con el tabaco.
  • Impulso a la investigación sobre el tabaquismo y su impacto en la salud.
  • Propuesta de incorporación a las prestaciones farmacéuticas del Sistema Nacional de Salud de medicamentos para el tratamiento de la adicción al tabaco.
  • Colaboración con las Entidades Locales para impulsar ordenanzas municipales de prohibición de arrojar colillas en vías públicas y espacios naturales.

Se espera que gran parte de estas medidas se materialicen a través de modificaciones legislativas que el Gobierno se ha comprometido a llevar a cabo en la presente legislatura, afectando a la Ley 28/2005 y al Real Decreto 579/2017, normativas básicas en materia de tabaquismo. La estimación del Gobierno es que para finales de año buena parte de ellas hayan sido implementadas con éxito.Principio del formulario

 

Cerco al fumador: Se ampliarán los espacios libres de humo para proteger el derecho a...