jueves. 23.05.2024

La ex vicepresidenta del Gobierno de España, Carmen Calvo, ha estado este jueves por la tarde en Ceuta para arropar al candidato socialista a la Presidencia de la Ciudad Autónoma de Ceuta, Juan Gutiérrez. Lo ha hecho para abundar en la misma línea discursiva de Gutiérrez, señalando a VOX como el principal problema para que la ciudad avance.

“Nos jugamos algo que empezó a ocurrir hace ya unos cuántos años. Ceuta tiene que ser la vara de medir de toda España para que el discurso excluyente, violento, xenófobo y de odio de la ultraderecha no crezca ni un milímetro, aquí en Ceuta. Porque es aquí donde tenéis que construir cada día una convivencia diversa, humana, pacífica”, ha explicado Calvo.

“Aquí es donde tenéis que mandar un mensaje al resto de España: no hay más camino que la democracia y consiste en ceder todos para que podamos estar todos. No vale decir que tengo una idea de España donde no caben ni estos, ni estos, ni estos”, ha abundado en la idea Calvo.

Ha abundado tanto que ha censurado al Partido Popular no ya por no censurar el discurso de VOX o por “comprárselo” sino por no estar a la altura del momento histórico que le tocaba. Así les ha afeado que votarán, junto con VOX, cada 15 días en contra de prorrogar el confinamiento en lo peor de la pandemia.

“Recuerdo un día, cuando estábamos todos desbordados. Había que tomar decisiones muy difíciles que nunca nadie había tenido que afrontar. Nadie sabía de aquello, iba por horas, los muertos, la situación… Recuerdo decirme a mí misma y al presidente una frase que luego me reconfortó mucho escuchar en la calle. Le dije bajándolo de los cargos: “Pedro, menos mal que esto nos ha tocado a nosotros. Estaba angustiada, sobrepasada por todo lo que ocurría, por todo lo que teníamos que hacer. Pero yo era consciente que nos tocaba a nosotros que somos gente de principios, que tenemos límites que nunca pasamos”, ha recordado Calvo, para reivindicar que no se dejó a nadie atrás, que se logró que la economía española siga aún hoy siendo de las que más crece a pesar de tener que echar el cierre al país durante dos meses.

Acto del PSOE en la tarde de este jueves
Acto del PSOE en la tarde de este jueves

Y a pesar de la situación, Calvo ha recordado que el PP y VOX cada 15 días votaban en contra. “Cuando propusimos subir el Salario Mínimo Interprofesional, votaron en contra. Cuando hemos acompasado las pensiones al IPC y las hemos garantizado, votaron en contra. ¿De qué España estará hablando esta gente?¿Qué España estará en su cabeza?”, se ha preguntado Calvo.

“Tienen una idea de este país que es de cartón piedra. Nada tiene que ver con la realidad. En Cataluña ya no pueden hablar con los catalanes. En el País Vasco si no hablan de ETA no tienen respaldo electoral Aquí vienen a decir que sobra la mitad de Ceuta. ¿De qué España hablan? La suya o la de todos nosotros”, ha repasado Calvo fundiendo en su discurso al PP con VOX frase a frase.

Su falta de altura histórica del PP, según la ex vicepresidenta habría estado en no parar a VOX, en abrirle la puerta como hizo Moreno Bonilla, “el de Doñana”, en lugar de “defender a ultranza la democracia” y dejar fuera de los gobiernos a quienes, según su visión, no son demócratas.

“¿Qué tenía que hacer el PP una vez que ha aparecido VOX? Que es suyo. Haberse puesto a defender nunmantinamente la democracia y demostrar que son demócratas, aunque sean de derechas. Su sitio era defender la democracia”, no abrirle la puerta en los gobiernos.

Ironizando y recogiendo la historia que les ha contado a los simpatizantes socialistas, Calvo ha explicado que los socialistas se lo pusieron “muy fácil” durante la transición, al entender que había que hacer cesiones para que se avinieran: “Entendimos que pulpo era animal de compañía y Fraga, demócrata. Cedimos con tal de que se avinieran. Fuimos muy generosos”.

Y para explicar cuál es el peligro de comprarle el discurso a VOX o de que el PP, como ella misma ha recordado, ya va asumiendo que si quiere gobernar tendrá que ser de su mano, ha contado una historia con cierta ironía para repasar todos los españoles que le sobran a VOX:

“La violencia de género nos la hemos inventado. Le sobra toda la izquierda, algunos escaños que no se puede hablar con ellos, también; todos los catalanes y vascos nacionalistas. El sur no lo entienden ni a la de tres porque son pijos que te cagas. Y no les entra en la cabeza que seas español y musulmán. Así, del tirón. Sacas la calculadora y son 20.000 españoles, el resto no somos españoles. Lo explico así porque lo he vivido en mis carnes”, ha repasado Calvo.

Y esa idea de país de VOX es la que parece estar dispuesto a comprar el PP con tal de gobernar, según su visión. Un país en el que el diferente no tiene cabida. “Dicen yo no pacto con VOX, pero luego pactan con VOX, como dice Juan”; ha añadido Calvo.

Todo para ahondar en una idea, el 28M hay que defender la democracia de quienes quieren destruirla y la Ceuta, plural, diversa y que convive entre culturas dando ejemplo al mundo se protege con el voto.

Gutiérrez se ofrece como “la garantía de que la intolerancia no siga creciendo” y desconfía de PP-VOX

El candidato del PSOE a la Presidencia de la Ciudad Autónoma de Ceuta, Juan Gutiérrez, ha vuelto a insistir en lo que ya parecen las líneas maestras de su propuesta para gobernar la ciudad a partir del 28 de mayo. Pero además, ha insistido de forma especialmente contundente en una idea clave: el PSOE es el único muro de contención de la ultraderecha en la ciudad. Si el martes reivindicó su papel para sacar al PP de las garras de VOX, hoy ha desconfiado de que el PP y Vivas no lo vuelvan a hacer por más que el presidente de la Ciudad lo haya vuelto a prometer por activa y por pasiva como hace 4 años.

“Sólo los socialistas podemos parar a la ultraderecha. Ya visteis hace 4 años, que también prometieron no pactar con VOX y a las primeras de cambio salió corriendo hacia ellos. Y ahora vuelve a prometer que no va a pactar con VOX, pero ¿quién se lo cree? Si nos engañó una vez, no le vamos a permitir que lo haga una segunda. Sólo hay un partido que jamás pactará con el diablo un gobierno: el Partido Socialistas Obrero Español”, ha explicado a los suyos durante el acto celebrado en el Hotel Oh Nice Ulises con la ex vicepresidenta del Gobierno de la Nación, Carmen Calvo como invitada estrella.

“Ceuta se juega mucho el 28 de mayo. Se juega la convivencia y la estabilidad. Y somos la única garantía de que la intolerancia no siga creciendo. Somos la garantía de una convivencia buena. Vamos a ser el muro de los discursos de odio y los discursos falsos que tanto daño han hecho a la historia de la humanidad”, ha insistido Gutiérrez.

Y a esa garantía de parar a VOX o como poco no darles bola en un Gobierno, Gutiérrez suma en su menú para tratar de convencer a los ceutíes algunas otras ideas clave. Por ejemplo, la de que “tenemos un Gobierno de España más comprometido de la historia con Ceuta. No estamos solos”. Y ahí Gutiérrez ha repasado las tres visitas de Sánchez, como presidente de la nación. “Lo hizo cuando más lo necesitábamos”, ha explicado Gutiérrez en alusión a su visita durante la crisis de mayo de 2021. “Atrás quedó el miedo de Rajoy y Aznar a pisar esta tierra por la reacción de Marruecos”, ha apostillado.

Gutiérrez ha repasado las múltiples visitas de ministros que ha recibido la ciudad en los últimos años: “He perdido la cuenta”, ha dicho para acto seguido repasar la lista con minuciosidad. José Luis Escrivá (Seguridad Social), Fernando Grande-Marlaska (Interior), Isabel Rodríguez (Política Territorial), Félix Bolaños (Presidencia), Margarita Robles (Defensa), Carolina Darias (Sanidad), Miquel Iceta (Cultura) y María Jesús Montero el pasado martes (Hacienda). Medio gabinete del Consejo de Ministros.

Y a las visitas como prueba de que el Gobierno del PSOE está volcado con Ceuta ha sumado hechos. “Tenemos un Plan Estratégico que recoge más de 70 medidas, más de 350 millones de euros de inversión en infraestructuras, vivienda y fortalecimiento de los servicios públicos”, ha explicado Gutiérrez.

Su oferta para gobernar es como viene reiterando la de construir una “Ceuta del futuro”, a la que suma otros adjetivos del adn socialista como solidaria, justa, igualitaria, feminista, diversa. Pero parece que va cobrando más relevancia esa Ceuta moderna o del futuro por contraste con su principal rival el 28M, Vivas.

“Ceuta no puede seguir liderada por un presidente que se ha abierto un perfil en redes sociales este año porque hay elecciones. Le ha dado la espalda a las energías renovables. No ha movido un dedo por construir vivienda social, y cuando lo hizo acabaron imputados medio gabinete”, ha arrancado la comparación.

“Tenemos un presidente anclado en el siglo pasado. Tiene una mirada antigua, cansada. Ceuta merece un presidente del siglo XXI y que nuestra ciudad siga avanzando. La tarea de conquistar la modernidad de nuestra ciudad es una tarea colectiva. Juntos podemos conseguir una ciudad mejor, más justa y más humana. Que nadie se quede atrás. No puede seguir ni un minuto más abandonada a su suerte como está actualmente”, ha abundado.

Algún dato para evidenciar esa falta de avance hacia una Ceuta mejor, la tasa de paro de 2001 cuando Vivas llegó a la Presidencia en el 7 por ciento y la de más del 30 que soporta la ciudad ahora. El 40 por ciento de población al borde de la pobreza, como resultado de 22 años de gestión de Vivas, para los socialistas. El desarraigo de los jóvenes: “Necesitamos brindar a los jóvenes las oportunidades que se merecen, no podemos seguir perdiendo talento. Necesitamos que la desigualdad no sea cada año más grande”.

Y otro mantra: la desigualdad territorial entre los barrios y el centro. “Después de 22 años si no ven el problema, el problema son ellos”.

De momento, el candidato socialista se sigue centrando en dar a conocer la parte ideológica de su proyecto y confrontar esas ideas. Las propuestas concretas siguen esperando al programa electoral.

En el terreno de lo anecdótico, Calvo es la tercera dirigente nacional del PSOE que pasa por Ceuta que a la hora de elogiar a Juan Gutiérrez ha subrayado su “intensidad”, como lo definió Zapatero. La ex vicepresidenta ha contado 14 mensajes de Gutiérrez sólo este jueves preocupándose de cómo estaba siendo su viaje.

Calvo: “Ceuta tiene que ser la vara de medir de toda España” para parar “el discurso...