lunes. 20.05.2024
CRISIS FRONTERIZA

Ceuta y Melilla se cuelan en la sesión de control al Gobierno aunque se quedan sin respuesta de Sánchez

Este miércoles, festivo en las ciudades de Ceuta y Melilla por el final del Ramadán, servía para el desarrollo de la sesión de control al Gobierno de la Nación en el Congreso de los Diputados. Una cita en la que ambos territorios han tenido cierto protagonismo, de la mano del líder del PP, que no ha dudado en interpelar al presidente del Gobierno respecto a dos cuestiones relacionadas con Ceuta y Melilla: por qué acepta la política marroquí respecto a las dos ciudades y si existe fecha de apertura para sus aduanas comerciales.

Frontera del Tarajal / Laura Ortiz
Frontera del Tarajal / Laura Ortiz

Mientras Ceuta y Melilla disfrutaban de su jornada festiva con motivo del final del Ramadán, ambas se convertían en protagonistas de la sesión de control al Gobierno que se desarrollaba en el Congreso de los Diputados. Una cita en la que el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, comparecía con la política exterior como principal punto de análisis y en la que era inevitable hablar de las relaciones con Marruecos.

Así, durante su primera intervención el presidente del Gobierno presumía de buenas relaciones con el país vecino, señalando que “desde que gobernamos, las exportaciones españolas no han parado de crecer, fueron de 12.000 millones de euros en 2023, somos el primer proveedor comercial para Marruecos y se están desarrollando grandes proyectos para nuestras empresas”. Sánchez no dudaba a la hora de señalar que “la prosperidad de Marruecos redundará en nuestra prosperidad” y de poner en valor la “excelente relación con las autoridades marroquíes en materia de lucha antiterrorista y en materia migratoria, en lucha contra las mafias que trafican con seres humanos”, así como la cooperación que “se extiende al plano cultural, como lo ilustra el crecimiento del Instituto Cervantes, o la celebración conjunta que vamos a tener en el año 2030 con Portugal y Marruecos en el Mundial de Fútbol”.

Unas buenas relaciones con las que, sin embargo, no se ha mostrado de acuerdo el líder de la oposición, el presidente del Partido Popular, Alberto Núñez Feijóo, quien no ha dudado a la hora de interpelar a Sánchez sobre los motivos del cambio de postura respecto al Sáhara, el supuesto espionaje a su teléfono móvil por parte del país vecino o la situación de Ceuta y Melilla. Así, Núñez Feijóo ha preguntado al presidente del Gobierno las siguientes cuestiones relacionadas con las dos ciudades: “¿Por qué acepta la política marroquí respecto a Ceuta y Melilla? ¿Las aduanas, de las que tanto se ha usted vanagloriado, en Ceuta y Melilla tienen fecha de apertura?”.

A pesar de que las preguntas eran claras, el presidente del Gobierno en su réplica, después de escuchar a los portavoces de todos los grupos parlamentarios, ha optado por no darles respuesta, haciendo solo una referencia velada al país vecino y señalando que “vamos a tender puentes de desarrollo económico y prosperidad con el Norte de África”.

Ceuta y Melilla se cuelan en la sesión de control al Gobierno aunque se quedan sin...