viernes. 02.12.2022
EUTANASIA

Ceuta, sin solicitudes de eutanasia desde la aprobación de la Ley

Ningún caso de eutanasia se ha registrado en Ceuta desde que entrase la Ley en vigor, en junio del pasado año. Así lo han confirmado a Ceuta Televisión fuentes del Ministerio de Sanidad. El citado texto legal entró en vigor en junio del pasado año 2021.

Hospital Universitario de Ceuta/ Archivo
Hospital Universitario de Ceuta/ Archivo

Ninguna persona residente en Ceuta ha solicitado, desde que entrara en vigor la Ley de Eutanasia, acogerse al citado texto legal. Así se ha confirmado a Ceuta Televisión desde el Ministerio de Sanidad. No sólo no se ha producido ningún caso en la Ciudad Autónoma sino que ni siquiera se ha iniciado procedimiento alguno.

Acogerse a la Eutanasia es posible, legalmente, en nuestro país desde junio del pasado año. El Parlamento aprobaba una Ley compleja no sola en su elaboración, sino también con una fuerte polémica social, político y técnico.

La Ley permite acogerse a las personas que sufran "una enfermedad grave e incurable" o un "padecimiento grave, crónico e imposibilitante" que afecte a la autonomía y que genere un "sufrimiento físico o psíquico constante e intolerable" solicitar la ayuda para morir. Para eso, hay que ser español, residente legal en España y estar en plena facultad de las capacidades intelectuales. En caso de que el propio paciente no esté en condiciones de hacerlo, pero haya dejado su voluntad por escrito, tendrá que ser la persona a la que haya designado como representante legal quien maneje los trámites.

Una vez que  la persona solicita su muerte, se tendrá que establecer una Comisión de Evaluación en los diez dias posteriores al inicio el trámite. De este modo, si el paciente sigue plenamente consciente, volverá a dar su consentimiento para que se lleve a cabo el trámite y el médico profesional a su cargo se quedará junto a él hasta el momento de su muerte, así como el resto de los profesionales sanitarios, tratándose de eutanasia. Si, por el contrario, se trata de un suicidio asistido, el propio paciente será quien se administre la sustancia y estará en observación hasta el momento de su fallecimiento. La Ley también establece salvedades para permitir a los  profesionales sanitarios que, por cuestión de principios quieran negarse a ello, puedan hacerlo sin consecuencias.

Hasta junio, mes en que se cumplió el primer aniversario de la promulgación de la Ley, habían sido 171 los casos producidos en el total nacional.

Ceuta, sin solicitudes de eutanasia desde la aprobación de la Ley
Comentarios