lunes. 27.05.2024

Momentos intensos de cara al futuro de la basura de Ceuta. La Ciudad tiene decidido mantener al menos por cinco años la actual planta de transferencia del Monte Hacho a pesar de los cantos de sirena de alguna empresa que habría planteado crear una planta de reciclaje. Eso sí, la salida a licitación del nuevo contrato para la gestión de la instalación ya existente se está demorando por varios factores. Uno de los más trascendentales, la posibilidad de separar en dos adjudicaciones distintas el tratamiento de la basura y su traslado a la Península, ante los constantes problemas que esta tarea ha generado y que previsiblemente podrían repetirse dentro de un mes.

Actualmente, según las fuentes consultadas por este medio, la Ciudad tiene sobre la mesa el interés de varias navieras fuertes, una de ellas con oferta en firme entre los seis y los ocho millones de euros para hacerse cargo de un asunto que ha venido generando numerosos inconvenientes en los últimos meses.

Urbaser, quien gestiona la planta y por tanto ostenta el contrato -en prórroga forzosa- con el paquete completo, tiene delegado el cometido en la pequeña naviera malagueña Peregar, a quien paga 3,4 millones de los casi cuatro en los que cifra el transporte. Además, la firma subcontratada estima ingresar algo más de dos millones del Ministerio de Transportes como subvención a esta línea.

Algo más de cinco millones y medio que no acaban de servir para asegurar un buque que se dedique en práctica exclusiva, con periodicidad diaria, a trasladar la basura a la Península y, lo que incluso es más importante, tener la capacidad de hacer frente a imprevistos, como la avería de un barco. Sin músculo económico, Peregar se ha visto forzada a alquilar navíos de compañías más grandes.

La disyuntiva entre mantener el problemático actual sistema por comodidad o plantear la separación de contratos y acudir a una naviera que garantice el servicio es uno de los aspectos que están retrasando la salida a licitación de la gestión de la planta, que el consejero de Fomento, Alejandro Ramírez, había anunciado para el mes de abril.

Pero antes de que el nuevo acuerdo se rubrique, los problemas con los barcos podrían volver, dado que según personas conocedoras de la situación, el barco Mistral, que ahora mismo presta el servicio, dejará de estar disponible cuando acabe mayo. Entonces, aunque se apunte a un acuerdo sellado ya por Peregar para adquirir un buque, cabe la posibilidad de que este no este disponible en tiempo y forma, obligando a un nuevo parche.

Las cuentas para el Gobierno prácticamente salen. Pues si se paga a Urbaser unos cuatro millones para que subcontrate el barco de la basura y además se podrían obtener entre 1,5 y 2,3 millones del Ministerio de Transportes, únicamente faltaría en torno a un millón para acordar directamente con otra naviera el servicio de traslado.
Sin interferencia de los proyectos de reciclaje externos

Lo que no parece que vaya a afectar, de momento, son los rumores sobre el interés de una firma local -en colaboración con una empresa ajena a Ceuta- de construir una instalación de reciclaje. Fuentes oficiales de la Ciudad confirman que el plan previo, para el que se aprobó un gasto plurianual a cinco años de 28,2 millones sigue en pie: "Está pendiente de los pliegos y la fiscalización", indican.

En todo caso, hay varios factores que aún podrían demorar la salida a concurso del contrato.
 

La Ciudad mantendrá la actual planta de transferencia pero sopesa sacar el transporte...