martes. 18.06.2024

Ciudadanos se ha propuesto solucionar de un plumazo todos los problemas que aquejan a la Administración local. Desde el partido, aseguran ser "muy conscientes del papel que desempeñan los funcionarios para mejorar la vida de los ceutíes y el funcionamiento de nuestra ciudad".

Para Varga y los suyos, el camino hacia "una Administración eficaz, valorada, que rinda cuentas y que facilite la vida a la población" pasa por tres ejes fundamentales: la ciudadanía, los propios empleados públicos y la transparencia.

Respecto a la primera de las pretensiones, los miembros de la formación naranja se muestran partidarios de "acercar la Administración a los hogares" a través del impulso de "los procedimientos electrónicos". Estos, según Varga, "aportarían transparencia y eficacia". "Queremos que los ciudadanos no se sientan solos al momento de tramitar sus problemas", remachaba el aspirante a alcalde. La respuesta a ese anhelo tiene nombres y apellidos: "oficinas de asistencia al ciudadano". Estas quedarían ubicadas "en cada uno de los tres registros que, hoy por hoy, tenemos en la ciudad", pero también en otros puntos de la urbe (como pueden ser O'Donnell y Juan XXIII) "aprovechando las infraestructuras de las que ya disponemos".

Javier Varga y varios miembros de Ciudadanos, durante un encuentro con los medios / Alejandro Castillo
Javier Varga y varios miembros de Ciudadanos, durante un encuentro con los medios / Alejandro Castillo

El segundo de Pilar de Ciudadanos para lograr su Administración de ensueño recala sobre "el nunca suficientemente ponderado funcionario", quien -en palabras de Varga-, "muchas veces, ve cómo su trabajo se frustra por interferencias de políticos y paniaguados que circulan por el Ayuntamiento". A esos maltratados trabajadores públicos, Ciudadanos les ofrece "formación, valoración y respecto a su trabajo"; también, "la organización que, ahora mismo, no tienen".

La tercera y última pata del decálogo de propuestas -la relativa a la transparencia- es, por su significancia, las más importante de las enumeradas. Pecharromán y compañía se han erigido en "una minoría intransigente con la corrupción". "En su día, pusimos en marcha el Portal de la Transparencia", recordaba el propio candidato a la Presidencia. Aunque, en la actualidad, la web "está abandonada", Ciudadanos quiere resucitarla de entre los muertos para que en ella figuren "las retribuciones de los cargos públicos y lo que cuesta cada uno de las actividades que el Ayuntamiento lleva a cabo". Varga lo tiene claro: "Si los políticos ocultan esas cuentas, es, seguramente, porque se avergüenzan de ellas".

Dentro de este punto, los neoliberales quieren poner en marcha "un canal de denuncias" al objeto de "sacar adelante una nueva ética del servicio público". A través de ese mismo canal, "cualquier funcionario podrá comunicar cualquier infracción, ilegalidad o corruptela de la que tenga conocimiento". Eso sí: "de manera confidencial" (anónima, suponemos).

"Sabemos que esto no lo van a hacer el Partido Popular ni el Partido Socialista, pero tampoco el resto de partidos", defendía Varga, que está convencido de que "los ceutíes y los mismos empleados públicos son conscientes de que Ciudadanos llevará todas y cada una de estas propuestas hasta el final". "Si queremos ponerles las pilas a los Juanes, el domingo, hay que escoger la papeleta naranja", concluía el líder de la formación.

Ciudadanos aboga por implantar oficinas de atención ciudadana para "acercar la...