viernes. 12.04.2024

El eurodiputado de Ciudadanos Jordi Cañas ha reclamado a la Comisión Europea que investigue la sospecha de fraude electoral en Melilla y la implicación de Marruecos, que supondría una amenaza directa a la seguridad de la Unión Europea. Cañas ha reclamado un instrumento europeo que salvaguarde los procesos electorales y revoque las ayudas a países asociados si se demuestra que están detrás de injerencias maliciosas. 

Jordi Cañas explica el caso de este posible fraude en Melilla en un contexto de grave preocupación europea por las injerencias extranjeras. El Juzgado número 2 de Melilla ha abierto diligencias previas tras detectarse un número desproporcionado de solicitudes de voto por correo y hacerse públicos numerosos indicios de posible compra de sufragios. Las investigaciones han llevado a la detención de varias personas, entre ellas, el consejero de Coalición por Melilla (CPM) y número tres del partido.  

 "A estos hechos ya de por sí muy graves se suman las denuncias de los medios de comunicación españoles de que el fraude podría haber sido orquestado por Marruecos, como parte de su estrategia para violar la integridad territorial de un Estado Miembro de la Unión", ha añadido el eurodiputado liberal. "Esta situación sería extremadamente preocupante porque se sumaría a los indicios que apuntaban a Marruecos en el conocido como Qatar-Morocco Gate", ha agregado. 

Esta no es la primera vez que Ciudadanos denuncia ante la Comisión y el Parlamento europeos la estrategia de presión y chantaje del gobierno marroquí contra España. Rabat utiliza las fronteras con Ceuta y Melilla para perjudicar, no solo a un país miembro, sino también a toda la UE. 

La posible compra de votos en las elecciones locales de Melilla se sumaría a la lista de perjuicios que Marruecos lleva a cabo contra España y la Unió. Además de su posible implicación en el Qatar-Morocco Gate, Marruecos habría también incluso espiado, mediante el uso de Pegasus, a miembros del Ejecutivo español, incluido el presidente del gobierno Pedro Sánchez. 

Jordi Cañas recuerda a la Comisión que el propio Parlamento Europeo investiga las injerencias extranjeras en una comisión especial, en la que trabaja Maite Pagaza y cuyas conclusiones ya aprobadas demuestran la gravedad de la situación. "La Comisión Europea debe hacer un seguimiento de este trabajo y tomar todas las medidas necesarias, revisando el apoyo que la UE presta a Marruecos, porque el comportamiento de este país no es esperado de un socio leal", ha censurado. 

"¿Investigará la Comisión esta gravísima situación que supondría una amenaza directa al artículo 4 del TFUE? En caso de que las sospechas de injerencias extranjeras se confirmen, ¿Qué consecuencias tendría para el Estado responsable? ¿Podría la Comisión establecer un instrumento que salvaguarde los procesos democráticos europeos de injerencias extranjeras, evitando el fraude y revocando parcial o totalmente los beneficios de terceros países asociados con la UE?", ha planteado el eurodiputado. 

Ciudadanos pide en Europa investigar la posible implicación de Marruecos en la compra...