miércoles. 17.04.2024

A poco más de 48 horas para el inicio oficial de la campaña electoral ya se "huele" ese ambiente previo: las tres formaciones de implantación nacional han desplegado su potencial en forma de presencias de líderes potentes en nuestra ciudad. Y en este ranking, lo cierto es que el PSOE gana por goleada: Juan Gutiérrez se ha rodeado de un elenco que compone casi medio Consejo de Ministros desplazado a Ceuta. Se nota que va a por todas y ha puesto toda la carne en el asador y la maquinaria en marcha echando humo. El PP con menos cantidad pero sí con calidad, trajo a su trío de la cúpula nacional: Feijóo, Bendodo y Juan Bravo. Además, refuerza ahora sus actos electorales con la presencia del portavoz de campaña Borja Sémper que llega el lunes. Vox por su parte, tras la visita de Iván Espinosa de los Monteros, su portavoz en el Congreso, trae este sábado a otros "peso pesado", Jorge Buxadé diputado del Parlamento Europeo y vicepresidente de Acción política del partido. Aún se baraja la posibilidad de que en la última semana de campaña, su líder Santiago Abascal también venga a Ceuta para impulsar la candidatura de su partido.

Todavía no están todas las cartas sobre la mesa en cuanto a presencias de notables políticos nacionales, porque en el PP, también se habla de Gamarra y Bendodo, como posibles visitantes y es seguro que el PSOE haga lo propio.

Una vez que el voto por correo se abrió en tiempo y forma, en estos días están llegando a los domicilios de los electores, las Tarjetas Censales, donde se indica el colegio electoral en el que habrán de depositar su voto, aunque es recomendable que, quien no lo reciba en los próximos días, acuda a consultar las listas del censo por si hubiera algún error que impidiera ejercer el derecho al voto.

Es previsible que, en el momento en el que se produzca la tradicional y clásica pegada de carteles, los partidos recrudezcan sus confrontaciones y mensajes. Hasta ahora, la Sanidad con las intensas huelgas y la precariedad de servicios, se ha llevado la palma en cuanto a críticas, ahora son las 44 viviendas públicas prometidas por el Gobierno de Pedro Sánchez, así como esa "fantasma" aduana comercial que ha sido un espejismo con una "prueba" a la que no se convocó a los medios de comunicación y de la que se duda mucho que cruzara al vecino país porque documentalmente, no se ha dado prueba alguna de ese tránsito. El Plan Estratégico, parece que también ha quedado aparcado, de momento. De manera que son las barriadas las grandes "invitadas" al debate electoral en todos los frentes con sus deficiencias acumuladas y donde hay una gran bolsa de votos que disputarse en los diferentes distritos periféricos.

Un asunto que identifica a todos los partidos son las continúas e intensas reuniones que mantienen con diferentes colectivos y asociaciones para llevar a los diferentes programas electorales. Cualquier lugar es bueno para conversar y recopilar datos. En este caso, se hacen horas "extras" a nivel individual o colectivo desde hace varias semanas.

En la zona centro tres partidos parecen llamados a disputarse el voto en un elevado porcentaje: PP, Vox y PSOE. Otra cosa será en los barrios periféricos y sobre todo en los Distritos 5 y 6 porque del Sardinero hasta Hadú, barriadas de El Príncipe Alfonso, Felipe y Benzú esa hegemonía electoral del centro puede dar un vuelco, ya que es donde los partidos pequeños se juegan su 5% electoral de apoyo para la representación política en escaños.

La gran batalla electoral en Ceuta es la abstención. De hecho las encuestas que se han realizado reflejaban un 20% de indecisos que, en caso de no inclinarse por acudir a las urnas, harían "un roto" muy grande en el porcentaje de votos efectivos. Siempre ha sido una característica la abstención en Ceuta y a no ser que se movilice esta vez mucho al electorado, la dinámica no variará porque el estímulo han de propiciarlo los propios partidos políticos, ilusionando al ciudadano para impulsarlo hacia la participación en las urnas.

Comienzan a llegar las tarjetas censales a los electores