lunes. 26.02.2024

La adjudicación de un contrato, por un importe de 14.000 euros, al grupo K-Baianos por parte de la Consejería de Educación y Cultura de Ceuta, al límite de lo permitido para un contrato menor, ha generado numerosas críticas y sospechas por parte de la opinión pública, que cuestiona la legalidad, la transparencia y la oportunidad de esta contratación.

Los motivos de controversia son varios, pero entre ellos no se hace referencia la conveniencia o no de la contratación por cuestiones artísticas, más bien al agravio comparativo con lo que remunera la Consejería a otros artistas locales en eventos organizados por la Ciudad de características similares.

El grupo K-Bahianos es una banda musical en la que se integra un familiar directo de la consejera de Educación y Cultura, lo que podría suponer un conflicto de intereses o un caso de nepotismo, como ha denunciado el Partido Socialista de Ceuta en un comunicado.

La cantidad pagada al grupo se acerca al máximo permitido para un contrato menor y la Consejería no ha publicado, en la Plataforma de Contratación del Estado, toda la documentación relativa al expediente, como es el pliego de prescripciones técnicas, el informe de necesidad o los presupuestos alternativos. Sólo se ha hecho público el decreto de adjudicación, firmado por el titular de la Consejería de Comercio, Turismo y Empleo, Nicola Cecchi, presumiblemente por la abstención de la titular, Pilar Orozco.

En este punto cabe señalar que Cultura emitía un comunicado en el que hacía varias puntualizaciones. Entre ellas, la fecha de contratación y la posterior firma del expediente. Desde Educación, Cultura, Juventud y Deporte apuntaban que «el concierto ya se encontraba en tramitación antes de la constitución del nuevo Gobierno de la Ciudad y, por tanto, de que la actual consejera de Educación, Cultura, Juventud y Deporte, Pilar Orozco, tomara posesión de su cargo, lo que sucedió el 24 de junio pasado», aunque el Decreto del Consejero de Comercio, Turismo y Empleo, Nicola Cecchi, por el que se aprobaba y adjudicaba el contrato de servicio a la actuación del grupo musical ‘“K-Baianos’” lleva firma del 24 de julio y el decreto hace referencia textualmente a «competencias efectuadas mediante resoluciones de la Presidencia de la Ciudad de Ceuta, de 23 de junio de 2023 y 18 de julio de 2023 por la que se atribuye competencia para resolver el expediente a este Consejero». Casualmente, los nuevos diputados de la Asamblea juraron sus cargos el 24 de junio, justo un día antes del inicio del expediente.

En conclusión, una serie de dudas razonables que deberían ser refutadas con información y documentación por el bien de la transparencia de la Administración, aunque no alivie el malestar en el conjunto de los grupos musicales ceutíes ante el posible ‘dedazo’ en esta contratación.

 

¿Contrato menor o favor mayor? La controvertida contratación de K-Baianos