martes. 18.06.2024
SANIDAD

Debate sobre la Sanidad en el Senado: el Gobierno saca pecho y el PP le acusa de "abandonar" a Ceuta y Melilla

La situación sanitaria en Ceuta y Melilla ha llegado hoy al Senado. En la primera intervención del nuevo ministro del área, José Manuel Miñones, este ha esgrimido datos como la menor lista de espera de todo el territorio nacional tanto para atención especializada como Primaria y ha anunciado que INGESA ya diseña medidas para, al hilo de la designación de la zona de difícil cobertura, fomentar el arraigo médico.

No sabemos por donde llevará la vida a José Manuel Miñones, nuevo ministro de Sanidad. Desde el PP ya le acusan de ser el enésimo "ministro trampolín" hacia un Parlamento autonómico que sitúa Pedro Sánchez al frente de ese departamento, tras que sus dos últimos antecesores -el catalán Salvador Illa y la grancanaria Carolina Darias- hayan salido de ese Ministerio para encabezar las candidaturas socialistas al Parlamento catalán y la Alcaldía de Las Palmas. Pero si el nuevo ministro es hombre de buena memoria, de guardar todos los datos de su trayectoria, nunca olvidará que su primera comparecencia al frente de Sanidad tuvo como protagonistas a Ceuta y Melilla.

Y todo ello a resultas de una batería de preguntas planteadas por el senador jiennense del PP, Antonio Román. Este comenzó con un tono cortés, dando la bienvenida al nuevo ministro. Pero poco duró la exquisitez en las formas: "ustedes abandonan a la Sanidad de Ceuta y Melilla, usted es otro ministro trampolín", concluyó el parlamentario del PP, tras la exposición del ministro.

Es cierto que hubo pocos anuncios por parte de Miñones: el más significativo, la entrada en funcionamiento este mismo año del Hospital Universitario de Melilla. Pero en cuanto a la huelga de médicos, no concretó ninguna medida. Si dió a entender que las habrá en próximos meses: "INGESA ya trabaja en el diseño de medidas, tras aprobarse que Ceuta y Melilla sean zonas de difícil desempeño sanitario". Sobre eso fue explícito el portavoz sanitario del PP, con carácter previo al anuncio del ministro: "no han consignado un sólo euro a esta medida", recordó.

Miñones siguió tirando de datos: las listas de espera en Ceuta y Melilla, tanto para Atención Primaria como especializada, son las menores del país. Recordó la visita de Sánchez a Ceuta para inaugurar el Centro de Salud de El Tarajal y que ayer mismo INGESA realizó "la mayor oferta pública de empleo de su historia" con 400 plazas. Algo que redundará, dijo el ministro, si o si en la mejora de la calidad de vida de los pacientes en ambas ciudades autónomas.

Aquello de la botella medio vacía: "ustedes no dicen nada del complemento salarial que si perciben otros médicos en el resto de España. La situación, por lo que me dicen algunos compañeros en Ceuta y Melilla, es insostenible. La sanidad en ambas ciudades es la peor de Europa, según la Unión Europea, en una estadística que encabeza Madrid. Los médicos están desmotivados, y en Ceuta más de un tercio de los especialistas tiene más de sesenta años y médicos cubriendo especialidades para las que no están cualificados", dijo el senador.

Ninguno eludió el tono partidista: "Cuando Alberto Núñez Feijóo sea presidente, los ciudadanos de Ceuta y Melilla tendrán la atención sanitaria que se merecen", vaticinó Román. El ministro:  "somos incorformistas, y seguimos luchando para mejorar la atención sanitaria a ceutíes y melillenses". Todo ello, el día en el que CCOO dejó entrever que se habían alcanzado unos acuerdos con INGESA pero en el que persiste, dos meses después, la misma huelga sanitaria que ha suspendido sólo en Ceuta más de 3.500 consultas.

Debate sobre la Sanidad en el Senado: el Gobierno saca pecho y el PP le acusa de...