jueves. 30.05.2024

La puesta en marcha del programa de tarjetas monedero para alimentación, aprobado por el Consejo de Ministros en enero, enfrenta retrasos en su implementación en Ceuta. Aunque la gestión de Cruz Roja de las tarjetas debería haber comenzado en abril, la organización señala que, de momento, carece de información al respecto, generando preocupación en la población vulnerable.Servicios Sociales de la Ciudad es responsable únicamente de elaborar la lista de familias beneficiarias y trasladarla a Cruz Roja que será la responsable de la gestión de las tarjetas.

El programa, con una asignación para Ceuta de 220.501 euros, busca proporcionar apoyo alimentario a familias en condiciones de privación material severa, especialmente aquellas con menores a su cargo. Sin embargo, Pedro Mariscal, presidente del Banco de Alimentos, explica que las tarjetas solo cubren al 20% de los usuarios atendidos por organizaciones de ayuda alimentaria, dejando desamparado al 80% restante. Mariscal ha expresado la preocupación durante el Congreso de la Federación Española de Bancos de Alimentos, celebrada este fin de semana en la ciudad, donde ha sido uno de los puntos más candentes de la agenda.

Se estima que aproximadamente 12.000 solicitantes de alimentos -el 80% de los usuarios actuales del Banco, ya sea directamente o a través de asociaciones - se quedarían sin cobertura, exacerbando la crisis alimentaria. A esta problemática, hay que sumar que, con la desaparición ya efectiva, del Fondo de Garantía Agraria, el Banco de Alimentos ha dejado de recibir una de las dos o tres entregas de alimentos del año, lo que supone que disponen de 80 toneladas de comida menos para atender a los necesitados. Teniendo que recurrir exclusivamente a las recogidas en establecimientos de alimentación y a la ayuda "modesta" que ofrece la Ciudad, además de la solidaridad entre Bancos de Alimentos.

La incertidumbre sobre el destino del 80% de los solicitantes de alimentos ha llevado a los Bancos de Alimentos a solicitar una solución urgente al Ministerio de Derechos Sociales.

Mientras tanto, las organizaciones de ayuda alimentaria se preparan para elaborar un plan de emergencia que permita atender a aquellos que quedarían excluidos del programa de tarjetas monedero. A pesar de la incertidumbre, Mariscal asegura que las necesidades alimentarias de la población están garantizadas hasta 2025, aunque espera que antes de fin de año se concrete una solución para garantizar la atención aquellos en riesgo de exclusión.

Tarjetas monedero

Las familias que se verán beneficiadas por estas ayudas son aquellas que, en condiciones de privación material severa, tienen uno o más menores a su cargo. El importe que recibirán en sus tarjetas dependerá del número de miembros que haya en la unidad familiar y será establecido en función de estas condiciones:

  • Dos miembros de la unidad familiar (una persona adulta y una persona menor): 130 euros al mes.
  • Tres miembros de la unidad familiar: 160 euros al mes.
  • Cuatro miembros de la unidad familiar: 190 euros al mes.
  • Cinco o más miembros de la unidad familiar: 220 euros al mes.

Doce mil solicitantes de alimento en Ceuta, fuera del programa de tarjetas monedero