miércoles. 24.04.2024

El mes de septiembre será clave a la hora de dilucidar el futuro del servicio de limpieza. Así lo ha asegurado el consejero portavoz del Gobierno y responsable de Fomento y Medio Ambiente, Alejandro Ramírez, en la rueda de prensa ptosterior a la celebración del Consejo de Gobierno de cada martes. Será clave porque el Gobierno tiene intención de elevar a Pleno dos propuestas sobre la gestión del servicio.

De un lado, debatir si el servicio debe ser o no absorbido por la Ciudad, "como ocurriera con la empresa de autobuses". Dsel otro, analizar el plan de choque puesto en marcha por el Ejecutivo local y que consiste, en síntesis, en dejar a TRACE la recogida de los residuos, contando con medios propios como TRAGSA, Brigadas Verdes u OBIMACE para el resto de funciones relacionadas, como recogida de enseres.

 

De aceptar la Asamblea la municipalización del servicio, la intención del Gobierno es que esta línea de trabajo sea la que rija a partir del 1 de febrero, momento en que expira el contrato. Pero todo se hará, dice el consejero, "con transparencia y unas funciones muy delimitadas" tanto para TRACE como para el resto de entidades implicadas en la limpieza de las calles.

Lo que si tiene claro el Gobierno, ha vuelto a insistir el portavoz, es que no está satisfecho con el resultado actual del servicio de limpieza, cuyo contrato expirará el próximo 31 de enero. 

Septiembre, mes clave para el futuro del servicio de limpieza