jueves. 20.06.2024

 

El Tribunal Superior de Justicia de Andalucía ha confirmado la apertura de una pieza separada del "Caso EMVICESA" para investigar si se ha producido un delito de tráfico de influencias por parte del "encausado príncipal", Antonio López con otras personas físicas. En un escueto comunicado, el TSJA habla de "otras personas físicas, algunas de ellas ya relacionadas con la causa y otras sin relación alguna".

 

Para ello "la juez del Juzgado de Instrucción número 1 de Ceuta ha citado a declarar en las últimas semanas nueve personas, a las que para garantizar su defensa se las cita como investigadas, con el derecho a acudir con abogado, y a las que se interrogará sobre presuntos favores en asuntos de viviendas".

 

En esta ocasión, Lucini no ha decretado secreto de sumario sobre las declaraciones de estas personas. Según ha podido saber Ceuta Televisión, se les llama a declarar partiendo de la información hallada en algunas conversaciones de WhatsApp del teléfono móvil de López. En algunos casos, eran personas que por su actividad profesional podían estar interesadas en el fruto de alguna gestión competencia del ex viceconsejero, y que han aclarado que las conversaciones se produjeron antes de junio de 2015, es decir, el momento en que el otrora diputado autonómico abandonó su actividad política.

 

Esta novedad se produce un día después de que la magistrada, Raquel Lucini, decidiese dejar en libertad a uno de los cuatro detenidos el pasado mes de febrero y horas antes de que tenga lugar la vista de apelación ante el enésimo recurso de Antonio López contra su situación de prisión preventiva. La liberación, a principios de semana, del policía portuario insufla un moderado optimismo en el entorno de quien fuera gerente de EMVICESA sobre su privación de libertad.

 

El TSJA confirma la apertura de una pieza separada por tráfico de influencias