martes. 27.02.2024

 

 

Coincidencias del destino: a la misma hora en que la ciudad de Melilla conocía el emparejamiento de la Unión con el Real Madrid, en Ceuta dieciocho familias estaban pendientes de otro sorteo. Mucho menos mediático, pero mucho más trascendental: nueve viviendas, en régimen de alquiler, en Padre Feijoo, reservadas al colectivo de la Tercera Edad. Dieciocho aspirantes -una posibilidad, por tanto, del 50%- y los nueve que no lograron las viviendas quedan en lista de espera para ir ocupándolas si hubiera posibilidad. Daba alguna clave antes del sorteo el consejero de Fomento, Néstor García León.

 

 

Francisco Basera, notario con pocos meses de antigüedad en Ceuta, fuen quien extrajo las bolas y dio a conocer el nombre de los agraciados.

 

 

Unos agraciados que, evidentemente, no cabían en si de alegría. Algunos viven con familiares, otros con los hijos y otros en casas en las que la accesibilidad es cada día menor.

Emoción a raudales en el sorteo de las viviendas de Padre Feijoo