lunes. 24.06.2024

Alfonso Jiménez Palacios ha vuelto a ser, este lunes, actuallidad. El que fuera director general de INGESA hasta su retiro ha comparecido ante la comisión del Senado que investiga el denominado 'caso Koldo', las contrataciones supuestamente irregulares durante la pandemia con una empresa del que fuera chófer del ex ministro Ábalos, Koldo García.

Recordar que durante los meses más duros de la pandemia, hace cuatro años, INGESA asumió la compra centralizada de material contra la COVID-19 para distribuirla en todo el territorio nacional. Una de las empresas que 'entra en juego' es Soluciones de Gestión S.L., la que lideraba Koldo García como parte de una Unión Temporal de Empresas encargada de suministrar material sanitario al Gobierno hace justo cuatro años.

Según ha señalado Jiménez Palacios, a preguntas del senador Juan José Sanz Vitorio (Partido Popular), Soluciones de Gestión si era una empresa capacitada para suministrar del material sanitario que se demandase por parte del Instituto Nacional de Gestión Sanitaria.

Jiménez Palacios, además, ha negado haber recibido recomendaciones tendentes a favorecer los intereses de Soluciones de
Gestión por parte del entonces ministro de Sanidad, Salvador Illa. En palabras de Jiménez Palacios, el hoy aspirante a la Presidencia de Cataluña "no me habló en ningún momento de Soluciones de Gestión. La primera vez que oigo hablar de Koldo García fue cuando salió en los medios de comunicación", ha señalado. Jiménez Palacios se mostró convencido de haber gestionado la situación "de la mejor manera posible".

El senador 'popular', por su parte, ha recordado uno de los capítulos más controvertidos de aquella época: la manifestación del 8 de marzo de 2020, con motivo del Día Internacional de la Mujer, que se celebró pese a algunas recomendaciones en contra. Horas después, el Gobierno comenzó a recomendar a la  gente que se quedara en casa y el 14 de marzo se acordaba el primer confinamiento de nuestra historia.  Jiménez Vitorio señaló que "el 4 de mazo se hicieron llamadas desesperadas a los consejeros" de Sanidad para que adquirieran material sanitario y, sin embargo, se permitió la multitudinaria marcha.

Hay que aclarar que, pese a que INGESA solo gestiona competencialmente el Instituto Carlos III, el Centro de Dosimetría de Valencia y las ciudades de Ceuta y Melilla, en aquella época asumió el mando centralizado de la pandemia para lograr una mayor eficacia al menor coste.

El ex director de INGESA señala que la empresa de Koldo "cumplía con todos los requisitos"