viernes. 01.03.2024

Los expertos del Programa de Prevención de la Violencia Sexual Hacia la Infancia y la Adolescencia de Ceuta presentaron este miércoles, tanto los datos recabados durante el año 2022 en cuanto a incidencia -26 menores sufrieron delitos de esta naturaleza-, como el trabajo realizado con alumnos, profesores y padres, para tratar de atajar los casos. Todo con una especial mirada a la irrupción de las nuevas tecnologías en este tipo de acciones. En cualquier caso, la base de lo que transmiten se mantiene: "Buscamos que el relato no se contamine y evitar la revictimización de los afectados".

Intervinieron en la Biblioteca Pública Adolfo Suárez, Pilar Castro, responsable del equipo de prevención de la Ciudad y Paco Chamizo, de la Fundación Márgenes y Vínculos. Ambos explicaron que el programa se dirige, primero a los padres, para evitar que "los malpensados crean que les hablamos de masturbación y otros asuntos de educación sexual y no afectivo-sexual, como es el caso"; después a los alumnos, "dotándoles de herramientas para que sepan como actuar" y también a los profesores, para que detecten los signos que dejan este tipo de violencias y, una vez verbalizada la situación, "eviten que se contamine el relato y los niños se revictimicen, sintiéndose culpables".

Los talleres con los jóvenes se dividen en seis sesiones, comenzando con como reconocer las agresiones, especialmente centrándose en "los desconocidos", para después ahondar en el interior de la familia y en el círculo cercano, tanto como potenciales agresores, como para construir un círculo de confianza al que el menor pueda acudir en primer lugar una vez se cerciora de que algo anormal ocurre. Finalmente, se trata con los niños cuestiones relacionadas con la tecnología, como puedes ser "el ciberacoso o el sexting".

Asimismo, dado que un porcentaje muy elevado -entre un 65 y un 80% de los casos según la UE- tienen como implicado a alguien del entorno más próximo del menor, se trabaja en construir un espacio de confianza con los docentes. "que a veces son los que más les conocen" y no tienen un conflicto con la credibilidad cuando se señala a un allegado, "como si puede suceder en la familia". El protocolo, a partir de ahí, manda a los profesionales educativos poner en conocimiento de Fiscalía los hechos.

Los datos: Siete niños sufrieron agresiones sexuales en Ceuta en 2022

En Ceuta, durante 2022, se registraron 26 víctimas menores de edad de delitos contra la libertad sexual. Así lo reflejan los datos hechos del dossier presentado este miércoles durante la sesión. De estos delitos, once fueron dirigidos hacia niños y quince contra adolescentes.

En el se recogen un total de siete agresiones sexuales contra niños de entre 0 y 13 años -dos de ellas hacia niñas que incluyeron penetración- y doce contra adolescentes de entre 14 y 17 años, una de ellas con penetración hacia una joven.

También se registró un caso de corrupción de menores o incapacitados, del que fue víctima un adolescente de entre 14 y 17 años; dos casos de pornografía con niños de hasta 13 años, siendo los afectados un chico y una chica y un último suceso bajo la denominación de "otros delitos contra la libertad sexual", del que fue víctima un adolescente.

Estos datos sitúan a 2022 como uno de los cuatro años de la última década con más incidencias de este tipo.

 

Los expertos sobre las agresiones sexuales a niños en Ceuta: "Hay que evitar que se...