miércoles. 29.05.2024
VECINAL

La firma del convenio entre la Federación de Vecinos y la Consejería de Cultura salda la polémica

Tras semanas de controversias y retrasos en la justificación de expedientes, finalmente se ha concretado la firma de la prórroga del convenio entre la Federación Provincial de Asociaciones de Vecinos (FPAV) y la Consejería de Educación y Cultura. Francisco Segado y Pilar Orozco han estampado su rúbrica en el documento, allanando el camino para el saneamiento financiero de la organización y sus asociaciones afiliadas

El reelegido, sin oposición, presidente de la FPAV, Francisco García Segado _ Archivo
El reelegido, sin oposición, presidente de la FPAV, Francisco García Segado _ Archivo

Después de un periodo de incertidumbre marcado por disputas y dilaciones en la justificación de los expedientes, hoy se ha alcanzado un acuerdo crucial para la continuidad de las actividades de la Federación Provincial de Asociaciones de Vecinos (FPAV).Fuentes vecinales señalan que la firma de la prórroga del convenio entre la FPAV y la Consejería de Educación y Cultura, llevada a cabo por Francisco Segado y Pilar Orozco, representa un paso adelante en el proceso de regularización de las cuentas de la organización vecinal y de sus asociaciones adheridas.

Estos dos convenios son fundamentales para sostener las actividades tanto de la FPAV como de las distintas asociaciones de vecinos que la componen. El primero de ellos, destinado a la Federación, cuenta con un presupuesto de 97.000 euros, mientras que el segundo, dirigido a sufragar las actividades de las asociaciones, dispone de 96.000 euros. Esta financiación garantiza el desarrollo de programas y proyectos que benefician a las comunidades vecinales y promueven la participación ciudadana en diversos ámbitos de la vida local.

Con la firma de los convenios de federación y asociaciones, se abre una nueva etapa en la que se espera reactivar las actividades suspendidas debido a la falta de fondos. Entre estas actividades canceladas se encuentra la celebración del Iftar de la FPAV, una tradición arraigada que tuvo que ser suspendida por primera vez debido a la situación financiera. Ahora, con la prórroga del convenio y la asignación de los recursos necesarios, se espera poder retomar la actividades y seguir fortaleciendo el tejido asociativo y comunitario en la ciudad.

Tan solo queda esperar a que la ciudad haga los ingresos de los primeros trimestres para que las entidades vecinales puedan empezar a funcionar con normalidad, algo que esperan y confían, que no se demore demasiado.

La firma del convenio entre la Federación de Vecinos y la Consejería de Cultura salda...