lunes. 25.09.2023
CONTRATACIÓN

Gijón cobra por instalar pista de hielo. Ceuta paga su instalación y la taquilla se la lleva Huracán

Por menos dinero del que pagó Ceuta la pasada navidad a la empresa melillense, Vallecas instaló su pista de patinaje sobre hielo, todo el mes de diciembre. y parte de enero, ofreció cursos de iniciación a escolares y menores en Intervención o asistidos por Servicios Sociales, acogió 7 espectáculos, y todo, también el acceso a patinar por libre y el préstamo de los patines era gratuito

 Peques disfrutando de la pista de Hielo en diciembre de 2021./archivo
Peques disfrutando de la pista de Hielo en diciembre de 2021./archivo

“¡Oh libertad, cuántos crímenes se cometen en tu nombre!”, cita la Historia a la revolucionaria francesa Madame Roland esperando caer la cuchilla de la guillotina en la plaza de la Concordia de París frente a la original Estatua de la Libertad. A pocos kilómetros de la copia de esa Estatua mucho más famosa que la original, se encuentra la pista de patinaje sobre hielo más famosa del mundo, la del Rockfeller Center. La libertad que con su vida contribuyó a impulsar Madame Roland es probablemente la gasolina que ha hecho que algunas ideas y cosas recorran el mundo para dar forma a eso que se llama globalización y que hace que casi cada pueblo de mediano tamaño quiera tener su propia pista de hielo durante el periodo navideño, aunque la Navidad como tal se originara en un clima desértico en el que hielo, como en Macondo, habría que señalarlo con el dedo para nombrarlo. Y Ceuta no es una excepción. Desde hace más de una década, desde antes incluso que el Parque Urbano Juan Carlos I se llamara así, los ceutíes pueden deslizarse sobre una placa de hielo con patines en los pies gracias al contrato que suscribe en su nombre la Ciudad Autónoma de Ceuta a través de la Consejería de Cultura con la empresa Huracán Producciones Artísticas. Y ese contrato no es una excepción en el despilfarro de la Consejería para proporcionar ocio a los ceutíes. Claro que mucho peor lo tienen en Melilla, de donde es originaria la empresa.

Al igual que con el contrato para la actuación de Lola Índigo con la pista de hielo, los ceutíes pagamos el coste de instalarla y la empresa, sin asumir riesgo alguno, se lleva además la taquilla de la atracción de Navidad.

Es un modelo de contrato absolutamente inusual para este tipo de instalaciones, tal y como repasa un artículo de Neutral. Lo normal es que para ciudades de tamaño medio o pequeñas, el ayuntamiento en cuestión tome dos opciones: la primera pagar una parte del coste de la instalación y permitir que la empresa rentabilice la parte del coste que asume con la taquilla del alquiler de la pista a quienes quieran deslizarse un rato sobre el hielo. La segunda es pagar el coste de la instalación y el beneficio industrial de la empresa y ofrecer a sus vecinos la posibilidad de patinar completamente gratuita.

En Ceuta el modelo de contratación son todo ventajas para la empresa que habitualmente instala la pista, Huracán Producciones Artísticas. Por ejemplo, la pasada Navidad, Huracán ganó la licitación para su instalación. 450 metros cuadrados de hielo, 8 horas al día abierta, con la obligación de contratar 6 personas y ofrecer patines y cascos “en perfectas condiciones” durante 30 minutos a un precio de 5 euros como máximo. Se lo llevó por 53.846,16 euros sin IPSI, después de que las dos empresas que habían quedado por delante de ella en la licitación renunciaran. Oco Negro (especializada en pistas de hielo y gradas) no justificó su baja, entendida como temeraria por la Administración y Gestión y Producciones Loyjor renunció al concurso que había ganado.

Un año antes, la misma instalación en las mismas condiciones la montó Huracán por 42.500 euros sin IPSI sin competencia en la licitación. Y en la Navidad previa a la pandemia por 34.800 euros, 36.129 sin IPSI, ese año también perdió frente a otro licitador que renunció.

En Melilla, donde la misma empresa la monta siempre es más caro. Aunque la licitación y las condiciones son calcadas.  51.800 euros más taquilla, el año previo de la Pandemia. Y 64.000 euros en la Navidad de 2021-2022.

La última Navidad, mientras los ceutíes pagaban 53.800 euros sin impuestos por contar con una empresa que alquilara pases a 5 euros para patinar, la empresa que ganó el concurso y luego no completó la documentación, Oco Negro instaló una pista de hielo en Ejea de los Caballeros. Lo hizo por 19.000 euros (sin IVA), con una apertura al público de 10 horas diarias y con la posibilidad de alargar incluso en 2 horas más las sesiones, hasta la media noche, en algunas fechas puntuales. El ayuntamiento obligó a la empresa a no pasar de los 6 euros por pase y a ofrecer al propio Ayuntamiento 1.500 bonos con 2 euros de descuento. Con esas condiciones, su beneficio estaba en la taquilla que se calculó 24.000 euros. Sumando esa cantidad de taquilla a lo que el Ayuntamiento pagó a Oco Negro le salía a rentable instalar la pista de hielo por 43.000 euros, menos que lo que pagó Ceuta por la instalación para que la taquilla además se la llevara Huracán Producciones Artísticas.

En una ciudad grande, de más de 300.000 habitantes como Gijón, el Ayuntamiento directamente cobra por instalar la pista de hielo. Lo que hace es ofrece un espacio público para que las empresas interesadas pujen por el alquiler para instalar la atracción. A cambio se llevan la taquilla, que a partir de un determinado volumen de facturación, además, han de revertir en un 15 por ciento al propio Ayuntamiento.

Y luego está el otro modelo de contratación, para el que también hay ejemplos. También de las Navidades pasadas. El distrito madrileño de Vallecas licitó la instalación de una pista de hielo. Es cierto que más pequeña que la de la Ceuta. Apostó por el modelo ecológico, esto es hielo sintético en lugar de natural. También en Vallecas la instaló Oco Negro. Lo hizo por 55.140 euros y eso fue todo lo que se llevó por instalar la pista, no 3 semanas, sino del 1 de diciembre al 10 de enero. Lo que conlleva un mayor gasto en personal.

Si aquí eran 6 personas a contratar (quizás aquí esté la clave de todo este asunto), en Vallecas necesitaron algunas más. Porque los responsables municipales del distrito de Vallecas exigieron a la empresa que además de que el acceso y el alquiler de los patines fuera gratuito para todos los que se acercaran a la pista, ofreciera cursos de iniciación a escolares del día 12 al 21 de diciembre en horario de mañana, y por la tarde para menores en situación de intervención o de asistencia por parte de Servicios Sociales. Clases de 45 minutos para cada grupo. Además el horario de apertura de la pista era de 12 horas, jornada y media y no una jornada como en Ceuta. Y se exigían exhibiciones y animación en al menos 5 jornadas.

La empresa Oco Negro no sólo vio posibilidad de ganar dinero con un precio de 55.140 euros por esas condiciones, sino que introdujo mejoras: ofreció un día más de cursos para escolares y menores en intervención y 2 exhibiciones de profesionales más que las que marcaban las condiciones del pliego.

Y otro ejemplo de modelo más, que refiere el artículo de Newtral antes citado, en Barcelona, el Ayuntamiento costeó parte de la instalación de la pista de hielo (un 72 por ciento), el resto del precio lo pagaron los comerciantes como una actividad de animación y dinamización de las compras de la campaña de Navidad.

Claro que siempre puede quedar el consuelo de que los melillenses pagan aún más caro los servicios de Huracán Producciones Artísticas en este ocio. Aunque aquí, la nueva consejera de Educación, Cultura Juventud y Deporte, Pilar Orozco, tendrá en apenas unos meses la ocasión de comenzara a enmendar la gestión de sus predecesores en el cargo. Los pliegos año tras año son una copia calcada de los anteriores. Hasta tal punto que en los que rigieron la licitación del año 2021 para la Navidad de ese año y los primeros días de 2022, llegan a reproducir fechas de 2019 y 2020 y atribuyen la interlocución con la Ciudad Autónoma a "la Vice Consejería de Programación Cultural y Fiestas", que llevó Adela Nieto entre mayo y diciembre de 2019, cuando fue reconvertida en asesora delegada, tras las sentencias que dieron la razón a UGT.

Gijón cobra por instalar pista de hielo. Ceuta paga su instalación y la taquilla se la...