martes. 27.02.2024

La Guardia Civil ha visto cortados, en las últimas horas, su canal de comunicación con el sistema FRONTEX. Así lo desvela el diario El Español, en un artículo que -bajo suscripción- pueden consultar pinchando AQUÍ. Esta decisión, explica el diario,"impide al Instituto armado acceder a información esencial del Frontex para desarrollar su labor, como los informes de inteligencia y de evaluación de riesgos sobre los flujos de inmigración ilegal procedentes del norte de África. Algo que, señalan las fuentes consultadas con EL ESPAÑOL, dificultará extraordinariamente la tarea que desarrolla para detectar la llegada de pateras a Canarias y el Estrecho. Pero también complicará las labores de protección de fronteras terrestres de Ceuta y Melilla, y las misiones internacionales en las que agentes españoles participan en países como Rumanía, Bulgaria o Grecia para luchar contra el crimen transfronterizo".

Todo parece obedecer a una cuestión de organización interna, con el secretario de Estado Rafael Pérez en el 'centro' de la polémica. Este decide, señala El Español, "en abril de 2022 poner en marcha el Punto Nacional de Contacto (NFPOC), que servía para canalizar la información procedente del Frontex a la Guardia Civil y la Policía Nacional. Sin embargo, esta oficina de coordinación no se llegó a poner en marcha hasta el pasado 14 de julio, debido a que la Guardia Civil nombró a sus dos representantes, pero la Dirección General de la Policía Nacional nunca llegó a designar a los dos enlaces que le correspondían. Finalmente, la Dirección General de Relaciones Internacionales y Extranjería (que encabeza Elena Garzón, con Jaime Ramos como número 2) decidió el pasado martes cerrar esta oficina de coordinación. Desde ese momento, la Guardia Civil ha dejado de recibir los informes de inteligencia y evaluación de riesgos del Frontex".

Esto pone en riesgo, según las fuentes consultadas por parte del periódico que dirige Pedro J. Ramírez, la coordinación del Instituto Armado con otros Cuerpos de Seguridad en momentos tan sensibles como la Operación Paso del Estrecho o el incremento de embarcaciones con inmigrantes, que suele ser habitual en épocas veraniegas.

La Guardia Civil, 'a ciegas' contra la inmigración tras una decisión ministerial