lunes. 26.02.2024

Jacob Hachuel ha sido llamado a declarar el próximo 18 de septiembre en el Juzgado de Primera Instancia e Instrucción número 4 de Ceuta como investigado por un presunto delito de prevaricación administrativa, al no haber ejecutado la sentencia a dos policías locales, condenados por un delito de lesiones al padre del actual presidente del Partido Democrático y Social de Ceuta, Tarek Mizzian.

 

Mizzian denunció públicamente que no se estaba cumpliendo con la sentencia condenatoria. Los policías habían sido condenados a dos años de prisión y a dos de inhabilitación de sus funciones, pero dado que no tenían antecedentes, la condena quedó en suspenso.

 

También se tomará declaración como testigo a Miguel Ángel Ragel, abogado del Ayuntamiento y desde el Juzgado se ha instado a la Consejería de Gobernación de Ceuta para que informe sobre la fecha en que puso en conocimiento a la Consejería de Recursos Humanos del decreto firmado por Hachuel, que dio lugar al inicio de este proceso judicial.

Jacob Hachuel, llamado a declarar como investigado por prevaricación