viernes. 01.03.2024

El ministro de Exteriores, José Manuel Albares, ha comparecido hoy ante la Comisión de Exteriores del Congreso para dar a conocer las líneas generales de su Ministerio en la recién estrenada legislatura. Una cartera con muchos frentes abiertos: los conflictos en Israel y Rusia, pero también los problemas en el Mar Rojo o en algunos lugares del continente americano han centrado el parlamento del jefe de la diplomacia española.

Y, claro, Marruecos. Un socio " prioritario, por cercanía, por eso mi primer viaje fue a Rabat" tras renovar el cargo. Con Argelia "mantenemos relaciones especiales para nuestros dos pueblos, y las relaciones comerciales se van normalizando", aclaró el ministro sobre las relaciones con las dos principales potencias del Magreb.

La intevención de Albares también tuvo que ver con Ceuta y Melilla. O, mejor dicho, la réplica de este a los portavoces de PP, Carlos Floriano, y de VOX, Carlos Flores.El primero reivindicó la puesta en marcha de una aduana comercial en Ceuta y el restablecimiento de la de Melilla. En el caso de la Ciudad hermana, "ha estado abierta durante 150 años y ahora resulta que tiene que someterse a  inspecciones técnicas", dijo el político extremeño. Por su parte, Flores invitó al Ejecutivo a forzar el reconocimiento de la soberanía española sobre Ceuta, Melilla y los peñones e islas por parte de Marruecos.

El ministro se preguntó porque el PP "que incluso ha tenido Gobiernos con mayorías absolutas no fue capaz de impulsar la apertura de la aduana comercial" en Ceuta, recordando que el cierre de la melillense "es de cuando ustedes gobernaban". En relación al portavoz de VOX dijo que "a mi ningún tercero me tiene que ratificar que Ceuta y Melilla son de España. Es un terreno peligroso -consideró- del mismo modo que Francia no tiene porque reconocer la españolidad de Irún ni Portugal la de Vigo".

La aduana comercial o la españolidad de Ceuta centran la Comisión de Exteriores del...