martes. 27.02.2024

La obra del Brull podría estar adjudicada en un plazo máximo de seis meses. Así lo ha explicado a Ceuta Televisión la directora provincial del MEFP, Yolanda Rodríugez. Según Rodríguez, "para que la Gerencia de Infraestructura pueda adjudicar la obra del Brull, tiene que redactar los correspondientes pliegos de condiciones, y a fecha de hoy ya se han redactado.  Hay ya informe favorable de la abogacía del estado y está en manos del interventor del Ministerio de Hacienda. Una vez el interventor de su aprobación quedaría solicitar autorización al Consejo de Ministros, si todo va bien durante el mes de julio se publicarán dichos pliegos en la plataforma de la Gerencia.  Se estima que en unos 6 meses pueda estar la obra adjudicada".

 

En cuanto a la futura Ciudad de la FP "el proyecto de la Ciudad de la FP se ha convertido no es un proyecto de Educación sino que es un proyecto de Ciudad. Hay que agradecer a la Delegación de Gobierno, a la Ciudad, y a todos aquellos agentes sociales y económicos que están apoyando este proyecto. Se pretender contar con el espacio del antiguo Hospital Militar para crear un campus de centros de Formación Profesional que supondría poder ampliar la oferta educativa con la implantación de nuevas familias profesionales y crear servicios complementarios como viveros de empresas, residencia de estudiantes, comedores, o un centro de Investigación e innovación".

 

Rodríguez habla, también, de incorporaciones de profesores: "nos encontramos en este momento en negociaciones de cupo del profesorado para el próximo cursos escolar en nuestra Ciudad. La negociación se acaba de iniciar entre nuestra Dirección Provincial y nuestra Subdirección General de Centros, Inspección y Programas. Se ha remitido una primera propuesta y hemos de seguir trabajando durante el verano hasta cerrar esta negociación para poder compartir los datos definitivos del cupo para el próximo curso escolar".

 

Del recién acabado curso escolar, Rodríguez hace un "balance más que positivo de este curso escolar. Ha supuesto la vuelta paulatina, a la normalidad, pero sin duda las ganas e ilusión de reencontrarnos, de retomar la presencialidad por parte de familias, alumnado y profesorado, han hecho de este curso un curso especial. Destacamos el gran trabajo realizado por toda la comunidad educativa: equipos directivos, profesorado, alumnado y familias. Ha sido el curso del Desarrollo de la Nueva Ley de Educación LOMLOE que defiende  principios tan importantes como el respeto a los derechos de la infancia, la educación inclusiva, la equidad, la igualdad de género y la orientación educativa y profesional. Se ha aprobado además  la nueva Ley de Formación Profesional fruto del consenso y que pretende una transformación global del sistema de formación profesional y convertirlo en un sistema único que sea puerta a un empleo de calidad para los jóvenes, que sea capaz de responder con flexibilidad a los intereses, las expectativas y las aspiraciones de cualificación profesional de las personas a lo largo de su vida y a las demandas de los sectores productivos. Su objetivo es convertir a la formación profesional en una palanca de transformación económica y social para el país".

 

Además "se ha trabajado desde la Unidad de Programas Educativos y los claustros durante todo el curso en impulsar la Formación del Profesorado, con  35 actividades formativas (competencia digital, nuevas metodologías activas, bilingüismo, inclusión, específico FP, proyectos europeos...) Además de 57 actividades formación en centros entre grupos de trabajo, seminarios y proyectos de formación en centros. Hay que destacar el gran esfuerzo en competencia digital, se ha hecho un diagnóstico de partida de los centros en materia de formación digital y todos los centros han hecho los planes digitales de centro. Se va a acreditar al profesorado en competencia digital al igual que se hace en idiomas. La formación del profesorado es clave, como lo es el docente en todo el proceso de enseñanza-aprendizaje.  La formación del profesorado es el corazón, el motor de la transformación e innovación educativa".

 

Por último, y preguntada sobre si la escolarización de los menores que llegaron el 17 y 18 de mayo del pasado año ha sido lo más complicado del curso, Rodríguez señala que "la escolarización de los menores que llegaron a la Ciudad después de los acontecimientos de mayo de 2021 fue uno de los primeros retos que nos encontramos al inicio de este curso escolar. Fue complejo pero gracias al apoyo de nuestro Ministerio de Educación y Formación Profesional y especialmente de José Manuel Bar que hasta hace nada era nuestro Director General de Planificación y Gestión Educativa fue posible dar una respuesta a los 1200 menores que en esa fecha . Recordemos que se establecieron tres niveles de intervención, por franjas de edad, y que la experiencia  podemos decir que ha supuesto una experiencia muy enriquecedora.  Todo el personal que ha trabajado con ellos, así lo expresan. Pero para ellos, los niños y las niñas, víctimas de esta crisis humanitaria, ha supuesto una oportunidad de normalización y de contacto con el aprendizaje y la promoción personal. Y han demostrado ser muy consecuentes con sus ganas de aprender, de conocer. Actualmente estamos elaborando el informe personal de cada uno de ellos, para ofrecerles la mejor orientación posible para su inclusión en nuestro sistema educativo".

 

La obra del Brull podría estar adjudicada en seis meses