viernes. 23.02.2024
MONARQUÍA

Leonor de Borbón jura la Constitución ante las Cortes en el acto que marca su mayoría de edad

La Princesa de Asturias, Leonor de Borbón Ortiz, ha cumplido con su obligación constitucional y ha jurado la Constitución ante las Cortes en el día de su cumpleaños. Un acto que se ha iniciado con un recorrido por las calles de Madrid, desde el Palacio Real hasta el Congreso de los Diputados, y en el que la heredera al trono ha podido sentir el calor de los ciudadanos.

La Familia Real instantes antes de la jura de la Constitución por parte de la Princesa de Asturias / Casa Real
La Familia Real instantes antes de la jura de la Constitución por parte de la Princesa de Asturias / Casa Real

Los actos con motivo del 18º cumpleaños de la Princesa de Asturias, Leonor de Borbón Ortiz, se han iniciado este martes, poco después de las once de la mañana, con el recorrido que han realizado tanto Sus Majestades los Reyes, como la Princesa de Asturias y la Infanta Sofía, desde el Palacio Real hasta la Puerta de los Leones del Congreso de los Diputados. Un recorrido que ha partido desde la calle Bailén, recorriendo algunas de las principales vías del centro de la capital, como Mayor, la Puerta del Sol o la carrera de San Jerónimo. Una ruta en la que los Reyes han dejado todo el protagonismo a la heredera al trono, en un coche acristalado también en su parte superior y desde el que la Princesa Leonor y la Infanta Sofía han podido saludar a los miles de madrileños que se han apostado en las calles para acompañarlas en su recorrido.

Una vez en el Congreso, se ha procedido al juramento de la heredera en los mismos términos en que lo hiciera su padre, el actual Felipe VI. Así, Leonor de Borbón ha empleado la fórmula tradicional, señalando que “juro desempeñar fielmente mis funciones, guardar y hacer guardar la Constitución y las leyes, respetar los derechos de los ciudadanos y las Comunidades Autónomas y fidelidad al Rey”. Un juramento tras el que ha sido ovacionada por el hemiciclo, en el que este martes estaban presentes tanto los diputados en el Congreso como los senadores, y en el que, en esta ocasión había ausencias notables, desde tres ministros del Gobierno (Irene Montero, Ione Belarra y Alberto Garzón) a los socios habituales del Gobierno durante la pasada legislatura, nacionalistas e independentistas, que han optado por dar plantón a la heredera en un momento histórico.

Antes del juramento, la encargada de tomar la palabra ante los parlamentarios era, precisamente, la presidenta del Congreso, Francina Armengol. Lo hacía con un discurso en el que manifestaba la importancia de un acto que “muestra el compromiso de la Princesa heredera con la ciudadanía, el respeto a la Constitución y a las instituciones, así como el compromiso con nuestro sistema político, con el que hemos construido nuestra historia reciente”. Un sistema, ha insistido, que “entrega el poder a quien le pertenece: al pueblo soberano”.

Durante su discurso, la presidenta del Congreso no se ha olvidado del juramente que expresaba el actual Rey hace casi 38 años, ni de los avances que se han vivido en España desde entonces, pero también ha querido poner sobre la mesa los retos a los que se enfrenta la Princesa Leonor, “digna representante de nuestro país”, una mujer joven, cercana al sentir mayoritario de su generación y que “es consciente de que el país tiene importante retos por delante, retos colectivos y que han de estar presentes”, ha insistido Armengol, y que van desde la crisis climática a la lucha contra la violencia de género pasando por un sistema económico más equitativo”. La presidenta del Congreso ha llamado a la heredera a trabajar por “mejorar la vida de las personas, atesorar la libertad y la democracia y la solidaridad, en un mundo polarizado”. Un mundo en el que los jóvenes, ha insistido, tienen mucho que aportar para lograr que sea más justo.

No ha querido terminar su discurso la presidenta del Congreso si acordarse de quien ocupó su misma posición hace casi 38 años, Gregorio Peces-Barba, y parafraseando ha puesto sobre la mesa que “la concordia debe seguir siendo nuestro horizonte”. Unas palabras que llegan en unos tiempos especialmente convulsos para el país, con la amnistía catalana en el centro del debate político.

Finalizado su discurso y realizado el juramento de la Princesa de Asturias, Francina Armengol ha culminado el acto con la fórmula tradicional “¡Viva la Constitución! ¡Viva España! Y ¡Viva el Rey!”, tras la que se ha producido el aplauso cerrado a la Familia Real que ha debido ser interrumpido, tras muchos minutos, por la propia Armengol para levantar la sesión en las Cortes Generales.

Leonor de Borbón jura la Constitución ante las Cortes en el acto que marca su mayoría...