jueves. 29.02.2024

El próximo jueves, el Parlamento Europeo abordará la situación de los menores marroquíes que entraron irregularmente a nuestra ciudad durante las entradas masivas del 17 y 18 de mayo. Pero lo hará, además, desde una perspectiva crítica. Se debatirá una propuesta condenando "la utilización de menores de edad para presionar políticamente a España".

 

Esto no ha sentado, precisamente, bien en Rabat. Según cuenta en "El Confidencial" Ignacio Cembrero, "Chaoui Belas, presidente de la Comisión Parlamentaria Mixta Marruecos-UE, envió el lunes una carta a cientos de eurodiputados en la que formula una advertencia en nombre de las autoridades de su país: “Los intentos de España de implicar al Parlamento Europeo en un conflicto bilateral, sacando partido de la cuestión migratoria, corren el riesgo de comprometer no solo nuestra larga tradición de cooperación sino también nuestros compromisos comunes y la cooperación mutuamente benéfica de Marruecos con los países europeos y con el Parlamento”.

 

Cembrero, además, pone de manifiesto un dato: será la primera resolución crítica con la política de Derechos Humanos de Marruecos que vote la Eurocámara en más de un cuarto de siglo. La propuesta de resolución la firma Jordi Cañas, diputado de Ciudadanos, y la impulsa el grupo Renovar Europa. En el, al margen de la formación 'naranja' se encuentran también el PNV o el partido La República en Marcha, del presidente francés Enmanuel Macron.

 

Fuentes del Parlamento Europeo consultadas por Ceuta Televisión afirman que el debate no se alterará. "Es habitual, cuando debatimos una cuestión relativa a terceros países, que estos envíen cartas a los eurodiputados buscando evitar el debate o modularlo al menos", explican. Por ejemplo "cada vez que se ha debatido algo en relación a la dictadura cubana, o una carta que envió el mismísimo Evo Morales, siendo presidente de Bolivia, sobre una cuestión que afectaba a aquel país".

 

El debate "se va a celebrar" y en el se propondrá "hacer un llamamiento a la Comisión Europea para que proporcione una ayuda de emergencia para hacer frente a la situación en Ceuta”. El título del debate no deja lugar, por cierto, a interpretaciones: “La violación de la Convención sobre los Derechos del Niño de la ONU por las autoridades marroquíes en la crisis migratoria de Ceuta”.

Marruecos amenaza a la Eurocámara para evitar el debate sobre menores