miércoles. 22.05.2024
CRISIS FRONTERIZA

Marruecos impide el tránsito de transfronterizos mientras negocia con España sobre la aduana comercial

Marruecos rechaza los visados para trabajadores transfronterizos solo válidos para las ciudades de Ceuta y Melilla. Así se desprende de la información publicada en las últimas horas por la prensa marroquí en la que se señala que “se han dado instrucciones precisas a las autoridades responsables del control fronterizo para no aceptar ya el visado especial expedido en los consulados españoles de Tetuán y Nador”.

Frontera del Tarajal / Laura Ortiz
Frontera del Tarajal / Laura Ortiz

Los trabajadores transfronterizos de Ceuta y Melilla vuelven a enfrentarse a una complicada situación, tras los años de pandemia y cierre fronterizo y cuando parecía que la situación se había normalizado, con la expedición de visados especiales que les permitían el acceso a ambas ciudades españoles desde Marruecos sin ningún problema, las últimas semanas han sido de gran incertidumbre, puesto que las autoridades marroquíes se han negado, en muchos casos, a permitir el tránsito entre las dos ciudades con estos documentos.

Una situación que no será temporal sino que responde a “instrucciones precisas y formas a las autoridades responsables del control fronterizo para no aceptar ya el visado especial expedido en los consulados españoles de Tetuán y Nador”, tal y como señalaba en su edición de ayer el diario 'Al Ahdath Al Maghribia'. Un negativa a aceptar ese visado que tiene consecuencias para Ceuta, puesto que pierde mano de obra del país vecino contratada legalmente, pero que implica, también, una nueva desgracia económico para quienes ven como su única fuente de sustento, su trabajo en suelo español, desaparece ante una nueva medida tomada por las autoridades de su país de origen.

Tal y como señala el mismo diario, las autoridades marroquíes exigen ahora un visado Schengen para entrar en las dos ciudades autónomas, también para los transfronterizos, una decisión que parece “irrevocable” puesto que, a pesar de las protestas, no se está permitiendo el acceso de los transfronterizos a Ceuta y Melilla durante los últimos días, pudiendo cruzar la frontera solo “los titulares de una tarjeta de residencia válida, de una tarjeta de acceso firmada por las autoridades de Ceuta o de un visado Schengen”.

La situación, explica el diario marroquí, está afectando especialmente a las empleadas del hogar y, aunque las autoridades marroquíes no han dado explicaciones sobre esta decisión, la propia prensa del pais vecino la circunscribe a las negociaciones que se están desarrollando entre Madrid y Rabat para la apertura de la aduana comercial y la circulación de personas a través de las fronteras de ambas ciudades.

Una nueva medida de presión que desmiente las palabras del Gobierno de la Nación que no duda a la hora de presumir de las "excelentes" relaciones con el país vecino, a pesar de la presión y el ahogamiento al que pretende someter a las ciudades españolas de Ceuta y Melilla.

Marruecos impide el tránsito de transfronterizos mientras negocia con España sobre la...