miércoles. 22.05.2024
MENORES

Los menores, una responsabilidad de todos: “no podemos permitir que los sistemas de Canarias, Ceuta y Melilla colapsen”

La solidaridad interterritorial es la clave para afrontar el problema de los menores extranjeros no acompañados que llegan a Ceuta. Así lo cree el presidente de la Ciudad, Juan Vivas, y así lo confirma el secretario de Estado de Juventud e Infancia, Rubén Pérez, quien ha apelado al resto de autonomías recordando que “no podemos permitir que Canarias, Ceuta y Melilla” soporten el colapso de sus sistemas de protección, no solo por una cuestión de “mínimos derechos humanos”, sino también “por la configuración del modelo de Estado que queremos hacer”.

El secretario de Estado de Juventud e Infancia junto al presidente de la Ciudad este martes / Laura Ortiz
El secretario de Estado de Juventud e Infancia junto al presidente de la Ciudad este martes / Laura Ortiz

Más de una hora y media han permanecido reunidos en la mañana de este martes el presidente de la Ciudad, Juan Vivas, y el secretario de Estado de Juventud e Infancia, Rubén Pérez, para abordar la cuestión de los menores extranjeros no acompañados y el colapso del sistema al que se enfrenta Ceuta ante un incremento del del 560 por ciento en las llegadas durante el primer trimestre de este año. Una hora y cuarto de reunión tras una apretada agenda de trabajo durante la tarde de este lunes, en la que el secretario de Estado pudo conocer de primera mano como se trabaja en los centros de acogida y la labor que presta tanto la administración como las diferentes entidades en la atención a estos menores.

Todo ello ha servido para que Pérez tenga una visión de la realidad de la ciudad que va más allá de todos los informes que se le han podido hacer llegar a lo largo de los últimos meses, algo que Vivas ha querido agradecer, poniendo de relieve que visitas como la de esta semana son fundamentales para comprender la verdadera situación “crítica, de emergencia, límite” a la que se enfrenta Ceuta ante el incremento en las entradas de estos menores extranjeros no acompañados.

Una situación ante la que se debe actuar, ha subrayado el presidente de la Ciudad, aplicando “medidas inmediatas y urgentes” pero también estableciendo “mecanismos legales estables y estructurales” que permitan, mediante su traslado a la península, que “Ceuta no tenga que acoger a un número superior al que determinan sus capacidades”. Una afirmación ante la que se ha mostrado de acuerdo el secretario de Estado de Juventud e Infancia que ha recordado que “la situación migratoria de cientos de menores no es un problema solo de las comunidades que los reciben”. Y es que, ha continuado, su atención y la solidaridad en la misma, no solo es “una cuestión de mínimos derechos humanos”, sino también “de configuración del modelo de Estado que queremos hacer”. Es por ello que desde el Gobierno de la Nación se trabaja, a través de una Comisión Interministerial ya con presencia de Hacienda, para establecer una reforma del artículo 35 de la Ley de Extranjería que permitiría una asunción de responsabilidades (por parte de todos los territorios) a través de la ley”, algo que, en cualquier caso, necesitaría de muchos consensos.

Es por eso que de forma inmediata en lo que se está trabajando, a través de la Comisión Sectorial de Infancia, es en la repetición del modelo de reparto y traslado que se ha seguido durante los últimos años, con ratos de menores perfectamente asumibles por las diferentes autonomías para “aliviar los sistemas de protección de Canarias, Ceuta y Melilla”. Una Comisión Sectorial que está previsto que se reúna la próxima semana y que, de aprobarse la propuesta que se pondrá sobre la mesa, permitiría la salida de 100 menores de nuestra ciudad a lo largo del año en curso.

Pese a esta medida, el secretario de Estado de Juventud e Infancia ha lamentado que no haya salido adelante otra propuesta que pretendía dotar de mayor agilidad a estos traslados, la que pasaba porque fueran las entidades que trabajan con los menores en los distintos territorios, en función de las plazas con que cuentan, las que asumieran el traslado sobre los mismos, permaneciendo la tutela en los territorios receptores y trasladando la guarda provisional. Una medida que contó con la negativa de las autonomías, ha explicado, por lo que habría que “poner la pelota sobre su tejado” e interpelarlas por los motivos por los que no se ha aceptado una medida que, en cualquier caso, también iría acompañada de financiación. “Apelamos a la responsabilidad de las Comunidades Autónomas para entender que cuando se habla de España es construir también un país absolutamente digno en la asunción de responsabilidades” en lo que tiene que ver con los niños que llegan a nuestras costas, teniendo que estar por encima de cualquier otra consideración el interés superior del menor. Y es que, ha recordado, cuando los sistemas de protección se encuentran colapsados, por muy buen trabajo que se realice desde los mismos, por mucho que se intente que las condiciones sean absolutamente dignas, no se pueden mantener durante mucho tiempo.

Lo que no ha aclarado el secretario de Estado es lo relativo a las cantidades que recibirá Ceuta para hacer frente a una situación que se encuentra totalmente fuera de sus capacidades, con casi 300 menores acogidos frente a los 132 de su capacidad límite. No en vano, aunque se cumpliera con la salida de los 100 anunciados en el menor periodo de tiempo posible, la Ciudad seguiría acogiendo a unos 200, muy por encima de los datos máximos.

Lo que sí tiene claro Rubén Pérez es que la que se vive no es una situación coyuntural y que “no sabemos cómo van a ser los siguientes meses, qué va a pasar en las fronteras o cuántos menores migrantes van a llegar, pero sabemos que van a venir” por lo que hay que seguir trabajando para que las administraciones afectadas puedan afrontar la situación sin llegar a un punto límite como el actual.

 

Los menores, una responsabilidad de todos: “no podemos permitir que los sistemas de...