jueves. 13.06.2024

Lourdes había quedado con Alberto, su ex y padre de sus hijas, para charlar. "Era tan buena que solía quedar con el para hablar porque le daba pena", cuentan algunos familiares. Sin embargo, ella no sospechaba de las intenciones de el. Por desgracia, se consumaron: Alberto sacó un arma de fuego y acabó con la vida de la madre de sus hijas. Ella tenía 50 años; las vástagas del matrimonio 20 y 16.

Una historia dolorosa, una cifra más en este patético contador de la muerte. Lourdes, empleada en una empresa de congelados, es la víctima mortal número 18 de esta lacra en lo que llevamos de año.

Y nuevamente, se han repetido las muestras de condolencia en varios puntos del territorio nacional. En Ceuta, como es habitual, en la escalinata principal de la Delegación del Gobierno. Al acto ha acudido el delegado, Rafael García, junto a varios de sus asesores o el secretario general de CCOO, Emilio Postigo, además de varios funcionarios del edificio principal de la Plaza de los Reyes.

Recordar, una vez más, la recomendación de denunciar los casos de malos tratos. Puede hacerse a través del teléfono 016, operativo las 24 horas del día.

Nuevo crimen machista; nuevo minuto de silencio en Delegación