martes. 27.02.2024

La reunión del Consejo de Gobierno de este martes ha servido para valorar el acuerdo de cesión de suelo de forma gratuita por parte del Ministerio de Defensa, concretamente en lo que se refiere a los acuartelamientos de Fiscer, Fuentes Pila y Otero. Un acuerdo “histórico” que cumple con “una demanda de hace muchos años”. Se trata, ha explicado el portavoz del Gobierno, Alejandro Ramírez, de un acuerdo que marca el “primer paso” para iniciar los trámites de la Ciudad con el Ministerio que permitan “poder llevar a buen puerto la cesión definitiva de ese espacio”.

Desde que se hiciera pública en el BOE dicho acuerdo, ha explicado el portavoz, los servicios técnicos han iniciado ya el borrador del convenio de cesión y están estudiando los pasos a seguir desde el punto de vista urbanístico para poder llevarlo a cabo “de la mejor manera posible”. Así, Ramírez ha explicado que le objetivo es que en 2026, fecha para la que está previsto el traslado de las unidades a la Base Única, todos los trámites que corresponden a la Ciudad estén finalizados para poder iniciar las actuaciones que se diseñen de forma directa.

Unas actuaciones que pasan, en primer lugar, por la puesta en marcha de planes especiales que se tienen que desarrollar, algo para lo que el nuevo Plan General de Ordenación Urbana será una herramienta clave.  El objetivo no es otro que vertebrar esa zona de la ciudad y para ello el primer paso, ha insistido el portavoz, es formalizar el convenio de cesión y diseñar lo que allí se va a hacer. Un diseño que pasa por cambiar radicalmente el uso, en estos momentos afecto a Defensa, para desarrollar la ciudad.

Para ello, ha explicado el portavoz, habrá que tener en cuenta cuáles son los usos que, urbanísticamente, se le pueden dar a esos terrenos, si bien los primeros cálculos apuntan ya a la construcción de entre 350 y 400 viviendas, acompañadas de equipamientos dotacionales, educativos, deportivos o zonas verdes. Se trata de una importante extensión de terreno que el propio Ramírez ha cifrado en “un 8 por ciento de todo el suelo de la ciudad”. En cualquier caso, ha indicado, “hay que estudiarlo, hay que ser prudentes” y esperar a que sean los servicios técnicos los que determinen los usos.

Entre las peticiones, que el Gobierno central agilice los trámites para que las unidades puedan trasladarse a la base única y también, recursos para desarrollar la zona, y es que, ha explicado el portavoz del Ejecutivo local, “una actuación de tanta envergadura es difícil de asumir solo con recursos de la ciudad”.

Los planes para el suelo de Defensa: en torno a 400 viviendas y equipamientos...