miércoles. 29.05.2024

El Consejo de Gobierno ha dado el visto bueno este martes al primer expediente de modificación de crédito de la legislatura. Cambia el destino y el uso de algo más de 38,4 millones de euros que la Consejería de Hacienda, Transición Económica y Transformación Digital ha planteado en 3 bloques. Más de la mitad de esa cantidad, 20 millones de euros, se van a destinar a amortizar préstamos a medio y largo plazo. Suplementa así el Ejecutivo la partida que ya constaba en los Presupuestos Generales de la Ciudad para 2024 y que contemplaba 17,16 millones de euros para ese fin.

En la memoria, se explica que en realidad se da así respuesta a lo que marca la legalidad, dado que lo que se va a usar para pagar antes la deuda que la Ciudad tiene contraída con las entidades financieras sale del remanente de gastos generales que no se han gastado de las cuentas previstas para el ejercicio anterior, el de 2023. “Esta aplicación supondrá mejorar la solvencia de la Ciudad, además de un ahorro de intereses, a lo largo de la vida que aún resta a los préstamos que se amortizan”, recoge la memoria de Hacienda.

Tras el expediente aprobado este martes en el Consejo de Gobierno, ahora el Ejecutivo tendrá que negociar con el resto de grupos para garantizarse el apoyo en el Pleno al cambio en los presupuestos. Una negociación que es casi seguro que acabará cambiando el contenido del expediente y moviendo o bien más dinero o el uso de algunas de las cuestiones previstas por Hacienda.

El remanente de esos gastos generales es de 25,158 millones de euros y además de ha amortizar préstamos, se suplemento lo previsto para pagar sentencias judiciales en 4,260 millones de euros. A ese fin había previstos en los presupuestos para este 2024 1,2 millones de euros. Con la suplementación que se va a incluir ahora el pago de sentencias judiciales, la atención a situaciones extraordinarias y las contingencias que es así como ha denominado la partida Hacienda, se dispara a los 5,46 millones de euros para este 2024.

Otra parte va destinada a pagar a la empresa Makerel Medioambiental 598.395 euros de deuda que la Ciudad mantiene con ella por la tasa del vertedero de residuos inertes que la empresa explota en exclusividad.

En un segundo bloque, el Gobierno prevé mover el uso de 4,718 millones de euros. Entre otras, crea aquí una partida de un euro para transferir dinero al hotel municipal, que espera sirva “para comenzar con los trabajos de reorganización de los servicios del hotel y por si fuera necesaria alguna transferencia desde la Ciudad Autónoma”.

Pero lo más cuantioso de este segundo bloque es la suma de 1,9 millones de euros destinados a pagar al personal de los Planes de Empleo para poder así cumplir con la sentencia que ganó en su día CGT y que motivó el cambio de gestión desde Delegación del Gobierno a la Ciudad de este programa, dado que la Justicia reconoció que los trabajadores de este programa debían cobrar conforme al convenio de la Ciudad en cuyo organigrama se integraban.

El Instituto Ceutí de Deportes recibirá 400.000 euros extras que se sumarán a los 15,375 millones que ya tenía presupuestados para dejar esas transferencias rozando los 16 millones de euros.

Se suplementa también el contrato de limpieza de los colegios con 240.000 euros. El presupuesto previsto inicialmente para ese objetivo era de 2.091.290,83 euros.

El área de Cultura suma otros 200.000 euros extras para los gastos en Festejos. Tenían inicialmente presupuestados 600.000 euros. Y otros 150.000 euros extras para actividades culturales sobre los 320.000 euros que ya tenía inicialmente presupuestados para este 2024. Extras para organizar eventos culturales que no parecen tener en cuenta la polémica por el sobreprecio que se ha venido pagando en los últimos años por la contratación de la mayoría de actuaciones musicales ya sea para las Murarles Reales o la Feria si se comparan con otros municipios. En mucho casos, otros ayuntamientos optan por una gestión diferente de las actuaciones dejando la caja de los eventos en manos del promotor y reduciendo sensiblemente cachés y gastos de producción que asume la propia promotora.

Al Ingreso Mínimo de Inserción Social se destinarán 200.000 euros extras sobre los 1,245 millones previstos inicialmente.

Además se incrementan también subvenciones a un puñado de entidades sociales: Luna Blanca (125.000 euros extras), Cruz Blanca (180.000 euros), Consejo de Hermandades (90.000 euros extras) y se crea además una nueva partida para la Asociación Cardjin con 35.000 euros.

Todo ese dinero extra en algunos casos o nuevos en la última asociación citada, saldrá de dar de baja 4,2 millones de euros destinados precisamente a amortizar préstamos de medio y largo plazo y medio millón del pago del impuesto de medio ambiente.

El tercer bloque moverá el uso de algo más de 8,5 millones de euros que se repartirán en apenas 10 movimientos:

Se añade un millón de euros a las actuaciones en playas y el aporte de arena, se contaba apenas con 100.000 euros para esto.

Se suman 1,26 millones de euros para plan de Mejora de Infraestructuras Urbanas 2023-2027, el plan de barriadas. Contaba hasta ahora con casi 4 millones de euros.

Y se suma a los 795.000 euros ya presupuestados para obras de conservación y mejora en centros educativos, un millón extra.

Se crea una nueva partida para construir viviendas en Huerta Téllez con 800.000 euros.

Se destinan 2 millones a la construcción de edificios Públicos.

Se incluye 1,5 millones como partida nueva destinada a la integración del Puerto con la Ciudad.

Y se riega con 800.000 euros extras en una nueva partida a la Federación de Fútbol de Ceuta. En los presupuestos del ICD la Federación de Fútbol ya contaba con 1,6 millones de euros reservados.

Bajas

Para cubrir esos 8,5 millones de euros se dan de baja una pléyade de partidas de remanentes de crédito. Por ejemplo, se descuentan 914.586 euros de lo previsto para el puente de Arroyo Paneque. 100.000 euros de la pista de motocross o 150.000 para la atención a turistas que no se gastaron en 2023.

También sobró dinero de lo previsto para mejorar las playas, 188.648 euros, a los que habría que sumar 72.000 euros más previstos para la regeneración de las arenas de la bahía sur. Y no se gastaron tampoco 366.444 euros del Plan de Barriadas 2022-2024, ni otros 26.591,86 del mismo plan pero entre 2020 y 2023.

El plan contra los incendios y la rehabilitación de fortines no consumió 300.000 euros previstos para el ejercicio pasado.

La Construcción y rehabilitación de edificios públicos ha dejado en caja 420.000 euros que nos e usaron. De la adquisición de naves en el Tarajal han sobrado 142.000 euros. De lo previsto para adecentar cementerios, 223.598 euros. Otros 100.000 euros que deberían haber servido para generar una red de recarga de vehículos eléctricos no se gastaron tampoco.

De lo previsto para los mercados ha sobrado medio millón de euros y la adquisición de la nave de autobús deja 200.000 euros en las arcas públicas sin gastar sobre lo inicialmente previsto.

Un millón de euros sale de lo presupuestado para el convenio con SEPES para la construcción de viviendas públicas y otro 1,25 millón más de otros dos convenios en materia de seguridad con el Puerto. La Asociación de Alzheimer tampoco ha consumido 250.000 euros de los que tenía presupuestados.

Primer expediente de modificación de crédito del año: 38,4 millones cambian de uso