lunes. 27.05.2024

El Partido Socialista sigue sumido en una enorme crisis de repercusiones incalculables. Después de que la Gestora que pilota la formación decidiera a última hora de la tarde ayer, martes, el voto en contra al expediente de modificación de crédito que llevaba este miércoles el Gobierno al Pleno para cambiar el destino de 38,4 millones de euros del presupuesto, a la hora de la verdad, dos de sus diputados han acabado apoyando al Ejecutivo y uniendo sus votos con los de MDyC.

Han sido Navil Rahal y Fida Mustafa quien han roto la disciplina de voto del partido y del Grupo Parlamentario y probablemente enfrenten ahora un expediente de expulsión del propio grupo parlamentario lo que dejaría a la Asamblea de nuevo con diputados no adscritos.

Toda la mañana ha habido una especie de minuto y resultado dentro del PSOE para saber qué harían finalmente tanto Mustafa como Rahal, que barajaron durante mucho tiempo abstenerse o incluso ausentarse de la votación lo que habría servido al mismo resultado final, la aprobación incial del expediente de modificación de crédito, pero sin comprometerles del mismo modo.

La votación ha tenido que repetirse porque la pantalla habitual en la que se hace visible el voto de cada diputado este miércoles no funcionaba. La votación aún así se ha hecho por medios telemáticos, y ha sido la secretaria la que ha trasladado el resultado de lo votado por los diputados presentes en la sala al que había que sumar el voto de la consejera de Sanidad, Nabila Benzina, que lo había entregado previamente a la sesión en un sobre. "A favor", lo ha leído el presidente, Juan Vivas.

"Son 13 votos a favor y 9 en contra!", ha dicho la secretaria. "A lo que habría que sumar el de Benzina, serían 14 a favor y 9 en contra", ha apostillado Vivas. Se ha armado el revuelo porque la situación permitía a los diputados del PSOE pasar desapercibidos aunque en su grupo y en la sala sabía todo el mundo perfectamente lo que acaba de suceder. A favor del expediente acababa de votar el PP (9 votos), MDyC (3 votos) y dos diputados del PSOE, Rahal y Mustafa. En contra, el resto del grupo (3 votos)  que contaba además con una ausencia, VOX 4 votos (también una ausencia) y Ceuta Ya! 2 votos, los 9 en contra. 

Los dos votos de los diputados socialistas no habrían cambiado el resultado por la ausencia precisamente de Hanan Ahmed (socialista) y Francisco Ruiz (VOX), lo que aún respetando la disciplina de voto del partido el resultado habría sido favorable a los intereses del Gobierno que habría sacado adelante el expediente por 12 votos a favor con 11 en contra.

 

El PSOE se parte, dos diputados rompen la disciplina y votan a favor del Gobierno