sábado. 20.04.2024

El parking de Juan Carlos I debía haber entrado en servicio para los vecinos entre finales de 2018 y 2019. La obra con un presupuesto de algo más de 1,7 millones de euros y 8 meses de plazo de ejecución se encomendó a Tragsa. Los agujeros negros de las encomiendas a la empresa pública que devoran tiempo. En 2024 la obra sigue sin entregarse. El PSOE, a través de su diputado, Melchor León, ha vuelto a preguntar este martes al Ejecutivo por el asunto. Ya lo hizo el PSOE hace justo un año, entonces el consejero de Fomento, Alejandro Ramírez, prometió que en septiembre. Tampoco fue el caso. Este martes, Ramírez ha desvelado que si no está en marcha ya fue por una petición de la propia vecindad de Juan Carlos I.

“A la semana de intentar hacer allí la inauguración se nos traslada por parte de los vecinos que consideran que el parking debe tener un control, con reserva de bonos y alquiler mensual como otros parking de la ciudad”, ha informado Ramírez.

La intención del Ejecutivo hasta ese momento era la de dejar el parking para el barrio con libre acceso y sin coste ni cobros por aparcar. Los vecinos prefieren pagar por aparcar en un caso cuando menos extraño, según el relato del consejero.

Ese cambio que han pedido los vecinos obligará al Ejecutivo a poner en marcha un nuevo proyecto de obra con 4 meses de ejecución de plazo y unos 142.000 euros de presupuesto. Se van a atender cuestiones necesarias para permitir que el parking funcione como los demás con control de entrada y salida, cobros, vigilancia y demás. Se van a mejorar las luminarias y se va a cerrar la fachada, reforzar el sistema antincendios y alguna cosa.

Así, por el momento, los vecinos de Juan Carlos I sólo podrán disfrutar de la azotea del edificio que está abierta desde que la obra se terminó.

León ha recordado la ristra de obras que el Gobierno inicia, amaga con hacer, o encarga a Tragsa y acaban con retrasos de años: pista polideportiva y local social de Juan XXIII, puente de Arroyo Paneque o este parking en Juan Carlos I.

Si el parking requiere cambios para su uso, no parece el mismo caso para el local social que se construyó junto con el edificio que cuenta con 120 plazas para el estacionamiento de los vecinos de Juan Carlos I.

Ramírez ha negado conocer la necesidad de los vecinos imperiosa, como le ha relatado León, de usar el local social, y ha prometido ponerse en contacto con ellos a la mayor brevedad y con la misma celeridad ayudarles en lo que sea menester para que el local social pase a ser de su uso y disfrute.

 

Ramírez achaca a la voluntad vecinal que el parking de Juan Carlos I siga sin abrirse