jueves. 25.07.2024

La formación del nuevo Gobierno de Sánchez ha dejado en la última semana novedades importantes en áreas vitales para nuestra ciudad. Así, el presidente del Gobierno ha decidido otorgar la cartera de Sanidad a Mónica García, hasta ahora portavoz de Más Madrid en la Comunidad, médico de profesión. García tendrá que hacer frente, desde el inicio de su andadura, a la gestión directa de la sanidad en dos territorios, las ciudades de Ceuta y Melilla, únicas regiones en las que mantiene las competencias el Gobierno de la Nación, y en las que la huelga de médicos se extiende ya durante más de nueve meses.

Interpelado por qué le parece el nombramiento de una profesional de la Sanidad como nueva ministra del área, el presidente del Sindicato Médico de Ceuta, Enrique Roviralta, ha señalado que “lo valoramos positivamente”, añadiendo que “siempre hemos creído que los titulares del Ministerio debían ser afines al ámbito de la sanidad y si son médicos (como este caso), mejor”. Sin embargo, en el caso del ministro Miñones, procedente del ámbito de la Farmacia, ha señalado el presidente del Sindicato Médico, no ha habido ningún tipo de avance. Pese a ello, ha explicado Roviralta, a la nueva ministra están dispuestos a darle “un voto de confianza”, especialmente sabiendo que ha sido “una activista en defensa de la sanidad pública y la mejora para los profesionales”. Así, ha explicado, “creemos que tendría que haber sintonía porque queremos mejorar la sanidad en Ceuta, captar y fidelizar médicos”, es por ello que “nosotros le vamos a dar el voto de confianza y por supuesto tener la mano abierta a la negociación”.

Y es que, ha insistido el presidente del Sindicato Médico, “siempre hemos tendido la mano a INGESA para solucionar el problema evidente de Ceuta y Melilla”. Un problema, ha señalado, que convierte la de la ciudad en “la peor sanidad de toda España según la UE”. Y es que, ha explicado, Ceuta cuenta con la peor ratio de médicos y enfermeras por habitante de España y la peor esperanza de vida, “motivos más que de peso para que la ministra se preocupe por las ciudades que son dependientes de ella”.

Respecto a la huelga que se mantiene activa, ha señalado, según vayan viendo el desarrollo de los acontecimientos, tomarán una decisión. En cualquier caso, ha recordado, cualquier modificación respecto a la actual situación tendría que pasar por la asamblea de afiliados, que sería quien tomaría la decisión de seguir o no adelante. En este sentido, el representante de los profesionales médicos han señalado que las reivindicaciones a la nueva ministra pasan porque las condiciones laborales se igualen a las de los profesionales de la península, con las guardias peor pagadas de España, congeladas desde hace más de 23 años. Igualmente, ha recordado, es necesario que tomen medidas de incentivo para captar y fidelizar a los profesionales, especialmente después de que la ciudad haya sido declarara área de difícil cobertura.

Y es que, ha insistido el presidente del Sindicato Médico, no es de recibo cómo el Ministerio ha venido tratando a los dos únicos territorios en los que tiene competencia. Así, nadie entiende que “dependiendo del Estado no estemos en palmitos” y ha lamentado que “no somos la joya de corona, deberíamos ser admirables y somos la vergüenza nacional”.

Roviralta tiende la mano a la nueva ministra de Sanidad pero insiste: “somos la...