viernes. 24.05.2024

El Sindicato de Enfermería, SATSE, ha denunciado que el Congreso de los Diputados se ha convertido en un “agujero negro” para la Ley que busca garantizar la seguridad de los pacientes en los centros sanitarios y sociosanitarios de nuestro país, ya que son ya cerca de 80 las prórrogas aprobadas en la Mesa del Congreso de los Diputados que impiden que pueda continuar su tramitación parlamentaria.

Una vez reiniciada la actividad parlamentaria, tras el “parón” de las fiestas navideñas que dura hasta febrero, SATSE ha vuelto a constatar que se siguen sucediendo las prórrogas del plazo que tienen los distintos grupos parlamentarios para presentar sus enmiendas parciales a la Ley. Ya son un total de 78 y las presentadas en los últimos doce meses corresponden todas, y “en solitario”, al PSOE, señalan desde la organización sindical.

Según SATSE, es evidente que el PSOE, que respaldó con contundencia y vehemencia la toma en consideración de la Ley de Seguridad del Paciente, en diciembre de 2020, tenía desde el principio la estrategia diseñada de evitar su aprobación a través de la sucesivas y reiteradas peticiones de prórrogas al plazo de presentación de enmiendas. “Evidencia mala fe y un claro desprecio a la seguridad de los pacientes a la hora de ser atendidos en los centros sanitarios de nuestro país”, añade.

De la misma manera, SATSE responsabiliza del bloqueo que sufre esta norma en el Congreso de los Diputados a la ministra de Sanidad y secretaria de Sanidad y Consumo en la Ejecutiva Federal del PSOE, Carolina Darias, ya que se comprometió, en junio de 2022, a cambiar esta situación y, ocho meses después y a escasas fechas de su relevo al frente del Ministerio, no ha cumplido su palabra, con lo que entiende que “es una política que no es de fiar”.

Al respecto, el Sindicato de Enfermería subraya que la ministra de Sanidad ha roto la confianza depositada en su persona, como máxima autoridad institucional en sanidad, y ha despreciado, no solo a las más de 330.000 enfermeras y enfermeros de nuestro país, sino a los pacientes, a la sanidad pública y al conjunto de la ciudadanía que, a través de cerca  de 700.000 firmas, reclamaron la aprobación de la Ley de Seguridad del Paciente. 

“En la práctica, las 80 prórrogas impiden que nuestro país cuente, de manera casi pionera en el mundo, con una Ley que busca evitar riesgos, reingresos, complicaciones, efectos adversos e, incluso, fallecimientos, en los hospitales, centros de salud y otros centros sanitarios y sociosanitarios, a través de una asignación máxima de pacientes por cada enfermera y enfermero”, reitera el Sindicato, recordando que en educación está regulada desde hace ya más de 12 años una asignación máxima de alumnos por profesor.

SATSE afirma que, tanto la ministra como el PSOE, están demostrando que no les importa la seguridad asistencial ni los cuidados de los más de 47 millones de personas de nuestro país, algo especialmente censurable en el  caso de unos responsables públicos y políticos, que se autodefinen como sociales y progresistas, y cuyo objetivo prioritario debería ser la defensa de los intereses de los ciudadanos, máxime cuando se trata de su salud y calidad de vida. 

Por último, el Sindicato de Enfermería recuerda que un 84 por ciento de los españoles respaldan la aprobación de esta Ley, según una reciente encuesta realizada en el conjunto del Estado, y que sucesivos barómetros y sondeos de opinión sitúan a la sanidad pública como una de las principales preocupaciones de la sociedad, reclamando, además, que se destinen más recursos y financiación para su mejora presente y futura.

SATSE denuncia cerca de 80 prórrogas a la tramitación de la Ley de Seguridad del Paciente