domingo. 26.05.2024

Hace algunos años, un reputado veterinario reconocía fuera de micrófono a un grupo de periodistas que "estábamos ante un cambio en la relación entre las familias y sus animales. Se está extendiendo ese cambio, que consiste en que el perro o el gato dejará de ser un simple animal para ser tratado como un miembro más de la familia". Hoy, la legislacin parece darle la razón. Este viernes, 29 de septiembre de 2023, entra en vigor la Ley de Bienestar Animal.

Una cosa, hablemos de animales, pensiones o del grosor de las aceras, hay que poner sobre la mesa antes de hablar de una nueva ley. Entre que se publica en el BOE y se lleva a efecto pueden pasar semanas, meses o incluso años: cada ley, o algunos de sus aspectos, se desarrollan a través de reglamentos, lo que puede derivar en un largo y tedioso camino burocrático. De ahí que no todos los supuestos contemplados en el nuevo texto legal sean de inmediato cumplimiento.

Pero ¿qué tiene esta ley?. Principalmente, obligaciones y prohibiciones. Obligaciones: el seguro obligatorio para animales y en especial perros -sin distinguir si es o no de raza peligrosa-, realizar cursos de formación si se quiere tener un animal, o inscribirlos a estos en un registro de cuidadores y animales. Registro, por cierto, que todavía no se ha creado. Aquello que comentábamos en el párrafo anterior de la inmediatez...

Prohibiciones: la de cualquier modo de maltrato animal -ahora volveremos sobre ello-, peleas de perro, sacrificios de animales abandonados, venta en tiendas, modificaciones y mutilaciones permanentes o intervención de los animales en espectáctulos turísticos o circenses. También se limitará el máximo tiempo que un animal puede pasar en solitario, se prohibirá que permanezcan en vehículos cerrados y se podrá acceder con perros, gatos o hurones al transporte público.

Entre otros muchos aspectos, a desarrollar en los sucesivos reglamentos. Comentábamos lo del maltrato animal, calificativo empleado por los detractores de la tauromaquia. Recordar que, guste o no, esta actividad está catalogada como Bien de Interés Cultural a preservar. El debate, pues, parece que seguirá servido...

Seguro obligatorio, multas por abandono o cursos de formación: claves de la Ley de...